Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

UNA RESPUESTA

 

    ¿Hablamos de la sentencia de Jaén? De la mujer que a los dos años de pegar a su hijo una sola vez, es castigada con un año de alejamiento.

    Dicen que es un caso aislado...

    Propongo que cada uno de nosotros, en cuanto tenga un rato y pase cerca de los juzgados de su ciudad, entre y lea las sentencias.

    ¡OH! Y creíamos que la estupidez en la judicatura española se componía de casos aislados.

    Pues no, y es muy sencillo de comprobar.

    ¿Ustedes creen que la malnacida de Jaén será expedientada, apartada de su prepotente cargo?

    No. Igual que a Tirado, que aún corretea su chulería por los juzgados.

    La judicatura española considera lógica la estupidez, la defiende, apoya y, por tanto, la promueve.

 

________________________________________________________________

 

 

    Por segunda vez en la historia de mis dos blogs edito el mismo artículo en ambos, dada la importancia que le presumo. Dicho artículo es la respuesta al pedido de un lector sobre mi opinión a tres temas.

 

 

    España es, tras los EEUU, el país con la balanza de pagos más deficitaria del mundo y el que mayor paro tiene entre los países desarrollados.

    Su política económica está dirigida por un hombre inteligente y capaz, pero débil, manipulable, que no sabe expresar su mensaje y toreado por el resto del gobierno. El presidente del país es un abogado español, y con eso creo que ya lo he dicho todo. El resto de dirigentes políticos son hombres de clara mediocridad, en cuanto a su capacidad para entender la economía. Solo hay que leer lo dicho sobre el tema, poco por suerte, por el líder de la oposición. No obstante debemos reconocer que el nivel de culpabilidad del actual gobierno, con relación a la actual situación es poca, más por inmovilidad que por interés. Tanto en tiempos de Felipe como de Aznar, el crecimiento español se basó en la recolecta de limosnas de la Unión y en la especulación; y eso es muy difícil de corregir.

 

    Un decrecimiento poblacional importante y continuado, junto a una falta de vivienda y una política conservadora en cuanto a la fiscalidad de la vacía, unido a un segundo despegue de la industria turística hicieron precisar una gran cantidad de mano de obra extranjera.

 

    Hace tiempo, en otro tema editado en este log, llamaba la atención sobre la poca calidad profesional de los inmigrantes. España se alimentaba de norteafricanos sin estudios y sudamericanos con aún menos, exceptuando una gran cantidad de ellos con licenciaturas compradas, regaladas o de dudosa procedencia. Mientras el resto de Europa lo era por individuos del Este y Turquía, incluso más preparados que los propios nacionales, y de descendientes de los antiguos inmigrantes, ya nuevos europeos, que habían ayudado a mantener su demografía.

    España, aún así, mantenía un nivel de paro casi congénito. En este país tener el 7% de paro es como disfrutar de pleno empleo, mientras en los EEUU significa un desastre y en Europa un dato preocupante.

    La banca española está descapitalizada y las hipotecas emitidas tan alegremente por ella están repartidas por medio mundo. Las posibilidades de recuperar el dinero invertido en hipotecas sobre edificaciones, viviendas, solares y construcciones a medio terminar son remotas. La banca es incapaz de mantener las líneas de crédito que hasta hace poco disfrutaban las empresas, de tal manera que en este momento hay clínicas, fábricas de automoción, empresas de logística, cadenas hoteleras, etc. al borde de la quiebra, arrastrando con ellas multitud de otras empresas.

 

    Un plátano canario, un filete de ternera, un pollo... el alquiler de una vivienda, etc. son más baratos en Baden-Baden que en Madrid o Barcelona. La inflación producida por la especulación, un sistema mercantil basado en exceso por intermediarios, y una masa de inmigrantes poco productiva y consumidora de productos básicos, hacen de España un país caro y de baja calidad.

 

    Las empresas españolas son las más descapitalizadas de la Europa rica, por tanto, precisan de mayor financiación.

 

    España es, después de los EEUU, el país del mundo que más dinero expide por sus inmigrantes al extranjero, lo cual significa una sangría de riqueza de dimensiones gigantescas. Eso no tendría importancia si la inmigración produjera la suficiente plusvalía. El problema es que apenas lo hace. Su productividad es escasa a causa de su poca preparación y la deficiente estructura industrial del país. Se ha utilizado al inmigrante para cubrir puestos de trabajo poco competitivos o para la construcción.

 

    El único ente con dinero en el Estado es la Seguridad Social. Ahora bien, ¿qué posibilidad hay de utilizarlo sin arriesgar en "demasía" las prestaciones de sus actuales propietarios, los cotizantes? Ninguna. Por tanto, tocarlo sería una estafa y un desatino, aparte de ilegal.

    Es imposible organizar otra explosión inflacionista y especulativa sobre el suelo del país al estilo felipista, en todo caso lo que existe es una deflación por haber abusado de ella.

 

_________________________________________________

 

 

    En estas circunstancias pienso que la recuperación económica es imposible por nuestros propios medios, ya que no existe margen de maniobra, que la crisis es por tiempo aún indefinido y que España se ve abocada a una recesión de proporciones históricas.

 

    ¿Qué podemos hacer para superar ese trance?

    Individualmente adaptarnos a nuestra realidad económica.

    La inseguridad ciudadana crecerá, así como deberemos acostumbrarnos a ver mucha prostitución en nuestras calles. Deberemos gastar por lo que ganemos y aceptar trabajos poco remunerados, crear pequeñas empresas sin esperar nada del Estado, a partir del diseño, la creación artística o el desarrollo de nuevas tecnologías y materias.

    Colectivamente no podemos hacer nada, solo esperar que una nueva generación de estadistas den con alguna solución negociada en Europa. Por descontado, los que hoy gobiernan están lejos de ello.

 

__________________________________________________

 

 

    Por último, y con referencia a la futura relación de Catalunya con el resto de España, solo cabe responder que el divorcio se consumó hace bastante más de un año, y tal como han ido desarrollandose las cosas, es irrecuperable.

    Todos los cambios importantes en una sociedad son provocados por la clase media: profesiones liberales y empresarios de la pequeña y mediana empresa, trabajadores cualificados dependientes de su propia productividad, etc.

    La crisis puede retrasar o adelantar dicho divorcio, es algo que no sé, supongo que dependiendo de ciertas circunstancias que aún no se han dado.

    La economía catalana ha ido despegándose de la española sin pausa, como siguiendo un camino preestablecido, no dictado por ningún ente e intuitivo.

    Hace más de dos años edité en este blog algunos artículos sobre el tema, con la humilde presunción que alguien los leyera y tomara nota. No fui el único, algunos periodistas, economistas, políticos y catedráticos hicieron lo mismo. Y hace menos de un año el gobierno movió ficha, demasiado tarde y con excesiva timidez para ser efectivo. Ahora solo cabe esperar que no sea demasiado traumático.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres