Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

LA VIVIENDA DE ALQUILER

 

    España es el país europeo con menos viviendas de alquiler, y, por el contrario, es en el que hay más viviendas vacías o sin explotación.

    Carme Chacón, mujer inteligentísima, culta y lista -extraña en un poder de ignorantes-, se ha decidido por las ayudas directas o indirectas, tanto al futuro alquilado como al propietario; aun sabiendo que eso sólo hará que aumente el precio del alquiler. Imagino que la inteligente ministra desea, con esa medida, quitar el miedo al propietario rentista y hacer que la vivienda vacía entre en el mercado. El rentista se asegura el precio y el cobro, piensa que podrá aumentar el precio y, a la vez, en caso que el inquilino abandone la vivienda sin satisfacer los alquileres, el gobierno papa se hará cargo de ellos.

    Es de suponer que las ayudas solo durarán el tiempo suficiente para que el rentista se acostumbre a tener inquilinos. Después desaparecerán, ya que de no ser así, el ministro de economía, otro extraño lumbreras en el mundo de la política, las hubiese denegado.

    La estrategia es buena, se adapta a la economía de mercado, evita al Estado hacer de rentista, hipotéticamente el aumento de la oferta hará que el precio se mantenga, y las ayudas repartidas volverán a las arcas del Estado en forma de impuestos y ahorro de inversiones.

    El problema radica que, aun bajando los precios de la vivienda de segunda mano, al rentista le sale más a cuenta vender que alquilar, ya que al posible inquilino le es imposible pagar un alquiler en consonancia con el valor de la vivienda para su explotación como negocio. Debido a ello el propietario pondrá un precio inasequible, con el agravante que a muchos ciudadanos, los que quedan fuera de las ayudas, les será imposible mantener el estatus de inquilino. Ancianos pensionistas, matrimonios jóvenes que no han podido adquirir y viven de alquiler, inmigrantes... a todos ellos se les aumentará el precio de su vivienda. La ley de la oferta y la demanda no funciona en lo que respecta a la vivienda. Demasiado cara como negocio, poco interés en alquilar y la falta de costumbre lo imposibilitan.

    Las ayudas solo servirán para que los administradores sean presionados por los actuales rentistas para aumentar los alquileres, el resto de los propietarios harán caso omiso a los beneficios de las ayudas, ya que nunca tuvieron interés en alquilar.

    Una pareja de pensionistas, una de inmigrantes con el contrato caducado intentarán ser cambiados por una de jóvenes con ayudas y garantías, y con el precio readaptado en relación a éstas.

 

    Por otro lado vemos como los ayuntamientos entran en una fase de recesión impositiva. En alguno de ellos su única entrada de dinero es la construcción de viviendas, y, eso, unas veces por agotamiento del espacio, y otras por la desaceleración de la construcción se ha terminado. La solución debería pasar por gravar de manera gigantesca la vivienda vacía, construida solo especulativamente. Eso activaría el mercado del alquiler y se convertiría en un balón de oxígeno para los ayuntamientos. La vivienda especulativa entraría en el mercado y los precios se mantendrían, ya que ante el riesgo de pagar el impuesto el propietario no esperaría.

    La solución es traumática y muy difícil, ya que los ediles viven íntimamente asociados a los constructores y banqueros, son parte de los mismos o, incluso, ya se han convertido en propietarios especuladores. No debemos olvidar que dicha creación impositiva haría tambalear muchas hipotecas tomadas solo con ansia especulativa.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

pau -

En una sociedad de libre mercado no se puede prohibir la posesión de tres, cuatro o más viviendas. Lo que sí se puede hacer es gravarlas progresivamente y más si se tienen solo para especular.

Juan Cosaco -

Por supuesto que propones una buena solución! que paguen quienes tienen viviendas para especular; incluso yo iría más radicalmente a prohibir que se tengan más de 3 casas. Esto no afectaría más que al 10% de la población, pero seguro que sacan todo su arsenal mediático para conseguir que el 90% restante creamos que es bueno tener 4,5 o 10 viviendas en propiedad.
Salud!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pau -

Cada uno de los gobiernos de las comunidades autónomas ha construido viviendas para jóvenes. En Catalunya es necesario estar censado en la población y ser menor de treinta años.
La realidad es que las viviendas están desocupadas, abandonadas más bien. Existe una lista de espera que ve con desesperación como nadie entrega las llaves, como las viviendas mal construidas se degradan. En algunos lugares ya ni son habitables, en otros sus arquitectos son premiados mientras las casas se pudren...
La inmobiliaria responsable da largas, ha cobrado pero teme que se habiten y deba repararlas. El gobern está más por la catalanidad de Cercanías que por darse por enterado, el anterior gobierno de CIU no recuerda el precio pagado por las viviendas... y así hasta nunca.

pcbcarp -

Es cachondo cómo sólo se habla de los pobres rentistas. Uno de los motivos del bajo alquiler (especulaciones aparte) es la ley de arrendamientos: si el arrendamiento es algo precario, acojona a cualquiera que no sea estrictamente joven y compartiente de piso. Por otra parte, la gente piensa en cuando sea viejo y pensionista de miseria y acabe en la puñetera calle.

Para empezar. ¿Por qué no cobnstruye pisos el estado en sus diversas manifestaciones y los alquila directamente a precios asequibles como ocurre en países tan ajenos a nuestra civilización occidental como vbgr. Austria?

Pues eso, ¿de qué iban a vivir los partidos?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres