Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

CRISIS BANCARIAS

 

    Hace bastantes años que estaba cantada la crisis hipotecaria norteamericana, lo que no era de esperar es que los bancos europeos cayeran en dicha trampa. Las condiciones que imponen los distintos bancos nacionales a la banca particular deberían hacer imposible que ello sucediera. Y ahora vemos con asombro lo ocurrido al Northern Rock.

    Parece ser que dicho banco ha prestado más dinero que el que debiera. Según el gobierno británico no es así, pero a estas alturas, ¿quién se cree un gobierno que miente como norma?

    The Sun dice que el banco ha estado haciendo hipotecas de un 125% más del valor de la propiedad, pero ¿quién se cree a un periódico famoso por su falta de credibilidad?

    Los medios de comunicación, el gobierno y, ahora, la banca de la Gran Bretaña, últimamente adolecen falta de credibilidad.

    Se considera que los clientes que tienen depositado dinero en dicho banco, -menos de la mitad, ya que del 1.500.000 de clientes, 800.000 son deudores- solo un 5% ha retirado su dinero. Y eso se ha conseguido gracias a la inyección de capital del Banco de Inglaterra, lo cual -a un ignorante como yo- demuestra que el banco no disponía de fondos ni solvencia, lo contrario que dice el ministro de economía británico.

    El octavo banco británico resulta ser el quinto en concesión de hipotecas, y solo esto ya resulta paradójico.

 

    Ayer, hablando con un importante consejero financiero, descubrí que muchos bancos españoles poseen títulos hipotecarios estadounidenses. Me decía que la banca también busca los beneficios en operaciones de riesgo. Y le pregunté si la adquisición de títulos hipotecarios basura estadounidenses era una operación de riesgo o una estupidez; porque en lo que han invertido dichos bancos es en hipotecas basura.

    Curioso que algunos bancos españoles hayan traspasado el Atlántico para hacer lo que aquí consideran impensable. En España, actualmente se presta en hipoteca entre el 40 y el 45% de la renta familiar, aunque la banca considera el 25 como ideal sobre una tasación real con tendencia a la reducción. En los EEUU se han llegado a prestar hasta el 150% del valor de una vivienda, ya de por sí excesivamente cara, a núcleos familiares sin ninguna entrada económica demostrable, eso sí, con intereses de usura, que por eso son tan atractivos como operación de riesgo.

    Dichas empresas crediticias creyeron que el precio de la vivienda seguiría creciendo sin parar, una idea más estúpida que errónea, porque todo el mundo sabía que los precios estaban hinchados por demasiadas razones, no solo una; y cuando esto sucede el precio tiende a bajar más rápido de lo controlable.

    Como resultado, la crisis hipotecaria estadounidense, aun siendo inapreciable su peso sobre la banca europea, puede despertar un descalabro latente. Las hipotecas dudosas europeas pueden convertirse, ante una etapa de reajuste económico severa, en hipotecas de alto riesgo, con el “agravante” que el valor embargable puede ser inferior a la deuda. Lo malo se convierte socialmente en bueno, ya que las viviendas embargadas siguen siendo habitadas por los embargados ante la imposibilidad de su venta, renegociando eternamente un imposible pago.

 

    Nada peor para la economía de una sociedad –las crisis, a partir de ahora, serán tan globales como la economía- que la banca pierda pie, y eso es lo que puede pasar.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Respirando -

Todo esto se veía venir. Parece mentira que los padres de las patrias no sean capaces de tener una visión menos oportunista y más de largo plazo. Pero los intereses mandan, por lo visto, y más vale pájaro en mano, pensarán ellos... Después de todo, dentro de cien años, todos calvos, y los hijos que carguen con los pecados de los padres. Enfín...

Beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres