Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

HONORABLES Y BOMBEROS

Esos días vemos como la política catalana se encrespa y todo por un trocito de pastel.

En el resto de España la gente se pelea por algo más estúpido pero ideológicamente tangible. En Catalunya se pelean por las concesiones y puntos de influencia para conseguirlas. Ya no se habla de ideología, nacionalismo o educación, se habla del dinero que deben repartirse. Y lo hacen tan burdamente que ya ni se esconden.

La ciudadanía lo tiene claro, ya se ha acostumbrado y lo encuentra natural. La política catalana se ha italianizado y a su población le importa un comino.

- Si te apoyo me das eso y aquello

- ¡No! Aquello vale más y no puedo dártelo.

- Es que mi primo está libre, lo enchufo allí y de paso financiamos el partido y los Mercedes de la familia.

- Vale, pero la concesión de obras me toca a mí.

- Sí pero lo del 3% lo dejaremos en el 1 y medio, el otro es para nosotros.

Eso es la política catalana, los posibles pactos de gobierno medianamente arreglados por CIU y Zapatero. Si Mas pide demasiado y no saca suficientes votos, el Tripartit volverá a funcionar.

 

Ahora el gobierno central debe reexpedir el dinero que se pactó, aquello que decían, estaba blindado. Ahora resulta que ya no está tan blindado, que no hay dinero ni el Estatut decía tal cosa ni tal otra.

Los presuntos pactos eran eso: presuntos.

Mi menda llevaba razón, todo era una obra de teatro y el director no era precisamente Mas, Montilla o Maragall. El director era Zapatero que se salió con la suya. Él y el PP. Él por pactar un Estatut que no cambiaba nada y el PP por hacer creer que lo cambiaba todo.

Los catalanes, como siempre, a pagar el pato de unos políticos que miran “Mas” su bolsillo que el del país.

Pero no nos queda más remedio que aceptar lo que hay. A eso llamamos democracia y dicen que es lo mejor.

No, no podemos pelear, cortar calles, quemar neumáticos ni policías. No podemos perseguir ni acosar. Eso es antidemocrático y lo otro no. El bajarse los pantalones no lo es.

 

Y se presenta para Honorable un señor de Iznájar, catalán de Iznájar.

Todo es posible en Catalunya y estoy orgulloso de ello. Incluso podría ser un catalán de Tánger y no pasaría nada.

Lo que sí me pregunto es si para ser Honorable se deben pasar las mismas pruebas de idioma que para ser bombero de la Generalitat.

Supongo que será así, que deben tener previsto eso. Después de todo, el Honorable no deja de ser un funcionario público y como tal tiene los mismos derechos y deberes que un bombero.

A un bombero de la Generalitat se le exige un alto nivel de catalán para apagar un fuego catalán. Los árboles catalanes son muy susceptibles a ello y podrían negarse a ser apagados.

Supongo que un Honorable deberá, como mínimo, poseer el mismo nivel que un bombero.

Buscaré información sobre ello ya que, de no ser así, podría impedir legalmente que se presentara alguien no lo suficientemente preparado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

melytta -

De verdad que me repito, pero cada vez que leo algo relativo a lo que tú nos dejas hoy no puedo dejar de acordarme.
Una de las primeras clases de Dcho Político I, ya ves estudiante de dcho, 18 años y con la fe e ilusión de que trabajarás para cambiar el mundo desde dentro. Y me dan la lección más importante de mi vida que cambiará mi visión para siempre.
El Estado es una caja negra, entran las demandas de los ciudadanos, salen en forma de ofertas y a veces "lanzan" como globos sonda ofertas o demandas que no hemos pedido, pero que nos distraen de aquello que verdaderamente nos preocupa.
De manera que nos enteramos de lo que ellos quieren que sepamos, sus públicas peleas, sus enchufes, o sus malas gestiones durante el periodo que duró su investidura...
Y por eso yo sigo pidiendo que solucionen las cosas que gobierno tras gobierno, sea el que sea esté en el poder, no se solucionan. Paro, violencia de género, vivienda, sanidad pública, educación pública, inmigración... y que se dejen de monsergas tanto dentro o fuera de las CCAA.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Zuriñe -

La democracia se rige en este siglo por el mercado, ni siquiera por las políticas sociales ni nacionalismos ni mandangas. Prima el hecho de como se va a gestionar la inmigración (que preocupa de veras) y nuestro dinero, es decir nuestro endeundamiento. Y hablando de política yo también te paso uno
http://blogs.periodistadigital.com/mosaico.php
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres