Blogia

UN GATO EN EL BALCÓN

ES MUY FÁCIL QUE ME MATEN, PERO NO CALLARÁN MI VOZ NI TAPARÁN LA VERDAD

ES MUY FÁCIL QUE ME MATEN, PERO NO CALLARÁN MI VOZ NI TAPARÁN LA VERDAD

 

 

    A veces olvidamos que existen personajes fantásticos, en países donde creemos que la democracia está perdida de antemano.

 

    La invasión de Afganistán se produjo como respuesta al 11S. El gobierno de aquel país alentaba y daba cobijo a los terroristas que provocaron aquella masacre, o eso es lo que nos hicieron creer en aquel momento.

    La idiosincrasia de los regímenes norteamericano y británico, el carácter de sus agencias de espionaje y su desprecio por las libertades y los derechos fundamentales hacen creer cualquier cosa, desde un autoinflingido atentado, la provocación de este o, también, que fuera real.

    Lo curioso es que el atentado fuera como respuesta a la invasión del Irak por infieles occidentales y su permanencia en suelo saudita y kuwaití, en cambio de su desprecio al pueblo palestino y a los árabes en general. Y digo curioso porque el régimen suní de Irak era lo más parecido al occidental dentro del mundo árabe y, por tanto, enemigo acérrimo del integrismo saudita; y lo que Occidente hizo fue destruirlo y promover la ascensión al poder del chiíta alineado al iraní.

    Lo más razonable hubiera sido, tras la invasión de Afganistán y aprovechando el colapso producido en las filas talibanes, la imposición de una democracia en su sentido más global posible. No ha sido así. El parlamento afgano está compuesto, casi en su totalidad, por los antiguos señores de la guerra, algunos de ellos talibanes y casi todos narcotraficantes; personajes que deberían estar procesados por un tribunal internacional.

    Mientras los anglosajones combaten o dicen combatir el narcotráfico sudamericano, promueven el afgano nadie sabe con qué fin. Pero debemos creer, a menos que se hayan convertido en tan estúpidos como sus valientes soldaditos, que dejan la vida para que la droga llegue con comodidad y soltura a través de Rusia, Bosnia (de eso deberíamos hablar algún día), etc., que es para que alguien se enriquezca.

 

    La realidad es que estamos defendiendo un régimen corrupto, a todas luces inhumano, que acaba de promulgar una ley contra la mitad de su población: las mujeres.

    En pleno siglo XXI tenemos, cómo no, 1240 soldados para defender el tráfico de la droga y la esclavización de la mujer.

    La nueva ley aprobada por el parlamento dicta que la mujer debe pedir permiso al marido para salir de su casa, excepto para asuntos urgentes; y debe "arreglarse" convenientemente y tener relaciones sexuales cuando este de lo exija.

    Lo increíble del asunto es que nuestra ministra de defensa (aún no sé porque no se le llama por su nombre: del ejército), feminista como ninguna, va y viene de Afganistán como si nada; saluda a sus soldados, los alienta y grita proclamas patrióticas. No sé si alguna vez les ha contado por quien luchan, por lo que están allí.

 

    Hoy vemos a una mujer, Javier Auserd ha hecho que la recordara, luchar por la dignidad de la democracia en su país. No ha comenzado por las mujeres sino por la democracia. Y es que sabe que lo uno conlleva lo otro en toda su magnitud.

    Malalai Joya es una mujer inteligente y valiente que no teme enfrentarse a la corrupción y a la inhumanidad. Es parlamentaria electa, pero ha sido procesada y expulsada del parlamento de su país. Va de país en país proclamando sus ideas por la democracia; ha sido amenazada de muerte por defender la libertad de la mujer y ha sufrido cuatro atentados, cada noche duerme en un sitio distinto y viaja con cuatro escoltas; pero no abandona Afganistán, dice que sería rendirse.

 

 

    Esta mujer no es recibida por Zapatero, el gran demócrata; tampoco por Obama ni Sarkozi; por descontado, tampoco por Berlusconi, ya que no debe estar buena para su gusto ni se deja follar por dinero. Tampoco la veremos en el despacho de Carme Chacón, aunque según ésta defiendan lo mismo; ni al del Papa de Roma ni al de Rouco...

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DE MAFIAS

 

    La Rioja, Burgos, Cantabria, Asturias... no paro de ver patrullas de Guardia Civil. No están quietas, son omnipresentes, están allí donde hay un problema, una carrera ciclista... Y es que allí la policía de tráfico todavía sabe lo que es el tráfico.

    No sé, igual es que estoy un punto sensibilizado, pero hasta los encuentro amables. Sí, seguro que son amables, porque mientras controlan la vuelta a Burgos, uno de ellos hasta se permite bromear conmigo y la curiosa manera que tengo de transportar mi bicicleta.

    Y llego a mi pequeño país. En la autovía no hay gasolineras, es la última moda, debes salir de ella y, en el peor de los casos, entrar en un pueblo, aunque ya te lo señalan para el caso. Dos kilómetros tierra adentro y encuentras aquella área de servicio que el Conseller de interior tan bien te ha señalizado. En ella hay aparcado un coche de la Benemérita catalana: los Mossos. No vigilan, tampoco regulan, están en el bar tomando un agua; fuera, agazapado en una esquina, hay otro coche esperando algún incauto que cometa una infracción ante una señalización mal puesta.

    Vuelvo a la autovía y a doscientos metros hay otra gasolinera, esta vez no está señalizada pero sí casi a pie de la carretera. Probablemente no tiene tanta relación con la consellería, la antigua de CIU o la nueva de IC, da lo mismo. Y es que el nuevo Conseller es comunista de toda la vida, eso sí, de diseño y con velero en la Costa Brava. Es de aquellos que consideran el derecho a la herencia inapelable y base de nuestra sociedad moderna, y tiene fama de no enterarse lo que hace su policía hasta que algún afiliado de su partido es apaleado sin saber por qué.

Mohamed ha cobrado cien mil euros, la policía del Conseller lo tomó por otro y le rompió el brazo, mientras él, inocente, intentaba persuadirles de su error. Y mira que el Mohamed es pacífico, se aparta si ve una mariposa en el suelo. Y es que todos los negros se parecen y los policías del Conseller no han estudiado los cambios de fisonomía de esa gente.

    El borracho del barrio, ex legionario, listo él, tuvo a bien soltar que el Mohamed ha tenido suerte. En Senegal cien mil euros arreglan a cualquiera. El Mohamed no lo ve tan claro. Él, aunque sin poder votar, paga sus impuestos y se siente español; el brazo le ha quedado mal y no puede doblarlo, y en el ambulatorio ni siquiera le han dado plazo para recuperarlo. El borracho, pensionista, dice que para vender CDs no hace falta demasiado, pero el Mohamed pintaba cubiertas de barco.

    El asunto es que los policías que le rompieron el brazo siguen en activo, el Conseller ni se ha enterado y nosotros pagamos el sueldo de todos, los cien mil euros y la pensión del borracho. Mientras, Mohamed sigue diciendo que hubiese preferido que no le rompieran el brazo, no le insultaran ni le asustaran de aquella manera; pero su abogado le ha dicho que mejor calle y coja la pasta, no sea que le busquen cualquier fallo.

 

    Leo que la policía municipal de un pueblo de la costa se queja de los vendedores ambulantes. Se ve una foto en que están arrinconados y con la mercancía decomisada.

    Dice que son integrantes de una mafia organizada. Aquel senegalés, gambiano, nigeriano... con cien CDs mal contados, de los que apenas tenía esperanza de vender una docena a dos euros la pieza, es mafia organizada que depende de un taller clandestino situado, cómo no, en el pueblo vecino.

    El bar de la esquina, que vende latas de cerveza a dos euros y medio y no limpia la acera de los desperdicios de su clientela, que tiene el coche aparcado donde le sale del higo, que cierra una hora más tarde de lo convenido y que su terraza ocupa más de lo contratado, no es mafia organizada; es del pueblo, ya se sabe... Y la disco que deja entrar a menores fuera del horario y los deja beber siempre que se emborrachen lejos de la sala... y el notas, camello oficial, hijo del Perico, sobrino del sargento, que todos saben de donde saca la coca pero miran a otro lado... eso no es mafia organizada, son del pueblo, ya se sabe.

    La policía municipal no sabe lo que es mafia, o sí, pero son tan estúpidos que ni se enteran y ni siquiera la aprovechan. La policía autonómica lo sabe, pero tampoco tiene interés en eliminarla ya que entonces se descubriría que todo lo es. Y no, no lo es. Eso no es mafia, es el pueblo, ya se sabe.

    Las fiestas de Gracia han terminado. Los bares están contentos, la policía ha acabado con los vendedores de cerveza ambulantes. Les hacían la competencia, desleal por supuesto; vendían la lata, que en el super vale cincuenta céntimos, a un euro; ellos a dos y medio. No hay derecho... Están contentos, pero han vendido mucho menos. Y es que el joven, ante el robo, ha ido directamente al super y la ha comprado por lo que vale.

    ¡OH! ¡Horror! Habrá que hablar con el ayuntamiento y prohibir a los super la venta de latas a los jóvenes durante las fiestas. Se empieza con el municipal que viene a tomar el café, el bocata por la mañana... después el regidor del barrio que come con el director del banco y si no al alcalde en persona cuando venga a buscar el voto dentro de dos años, que antes no se le ve si no es en el coche blindado.

 

 

UNA DE MALNACIDOS

 

    Si estás sindicado tienes todas las posibilidades de mantener el empleo, si no lo estás, que te despidan; que eso es lo que parece haber sucedido en la Nissan. Por lo visto, lo que los sindicatos persiguen con ayuda de las empresas es que todos los trabajadores estén afiliados y paguen sus cuotas. El beneficio del trabajador no es tan importante.

    Mi mujer lo estaba en la CCOO, pero fue la empresa con sus abogados la que, gratuitamente y como regalo por los años trabajados, le facilitó la larga enfermedad; los abogados del sindicato le pidieron una cantidad más una comisión en caso de conseguirlo, que en su totalidad eran más de 4.000 €; eso después de decirle que sería casi imposible conseguirlo.

    Los sindicatos son grupos de presión bastardos, mafiosos agrupados en grupúsculos que compiten entre ellos y se reparten el territorio. Están a sueldo de las empresas y de los gobiernos. A las empresas les interesa negociar con ellos en cambio de lidiar con asambleas de trabajadores, y a los gobiernos les interesa mantener controlado el mundo laboral.

 

 

_________________________________________________

 

 

    El gobierno israelí está enfadado. Parece ser que algunos países financian a "Rompiendo el silencio" y nos les gusta.

    Eso que algunos soldados se hayan horrorizado por haber visto sus gloriosos y valientes compañeros utilizar a niños palestinos como escudos humanos y utilizar fósforo blanco contra civiles, no les ha sentado nada bien; como tampoco que la cosa se airee por el mundo.

    El gobierno israelí se cree con el poder de decidir a quien financia el Estado español.

    Ahora, algunos judíos israelíes se escandalizan por lo que hace su glorioso ejército. Es de suponer que los antiguos combatientes de la guerra del Yom Kipur, al escuchar las hazañas de sus valientes hijitos, se habrán horrorizado y les habrán dicho lo que piensan del asunto. Por lo visto no recuerdan lo que ha venido haciendo su ejército desde su fundación: perseguir, torturar y asesinar a civiles desarmados; con los armados siguen otra premisa: los combaten utilizando a sus hijos como escudos.

    Algunos malnacidos de su gobierno dicen que es una cuestión interna. Imagínense ustedes que el mundo hubiera considerado cuestión interna su persecución por los nazis. Es bueno saber que esos hijos de la gran puta lo consideran así, mira por donde...

 

 

_________________________________________________

 

 

    La banca no fía ni presta.

    ¡Qué extraño! Dirán algunos. ¿Cómo es posible que ni fie ni preste? ¿Dónde mete el dinero?

    La banca no tiene un chavo, lo ha perdido haciendo el burro o lo que mejor sabe: intentando forrarse con el negocio fácil. La solución es que el Estado pague, pero claro... ¿Cómo va a pagar el Estado a unos tipos así mientras por su culpa la gente se queda sin trabajo?

    El Estado debería apropiarse de la banca, invertir lo que falta a cuenta de la máquina de hacer billetes a cambio de sus acciones por lo que valen realmente, que es casi nada.

    ¡OH!

    Eso no está bien, dijeron los banqueros, esos tíos tan listos que cuando no hacen de usureros pierden pasta. Eso no se vale, dijeron los muy taimados, amiguitos y paganos de los políticos, que sin ellos y con el poco sueldo que ganan se morirían de hambre.

    No pasa nada. El Estado pagará sin que el pueblo se entere, les dijeron. Os vamos a prestar dinero recién fabricado al 1% y vosotros se lo prestáis al Estado al 4%.

    Y claro... ¿para qué prestar a las empresas, a los industriales, si ya tenemos al Estado que lo fabrica para nosotros y nos regala el 3% si se lo devolvemos íntegro?

    ¿Y quién paga este 3%?

    Pues los comerciantes, industriales y trabajadores; esos que cada día tienen menos y caen como mosquitos. Pronto ya no quedará ninguno y los políticos se llevarán las manos a la cabeza. No podrán seguir con el tinglado.

    Qué ha pasado, se preguntarán. Nada, que la gente no trabaja ni invierte, pensarán. Nadie nos ha comprendido, dirán.

 

    ¿Estúpidos o malnacidos?

    Decidan ustedes mismos.

 

 

"NEDA" MINORÍA HEROICA, MINORÍA INCÓMODA

"NEDA"  MINORÍA  HEROICA,  MINORÍA  INCÓMODA

 

 

    El sábado busqué una bici, no pude encontrarla, era de esperar. No quiero una bici grande de carreras, tampoco una de montaña ni una plegable, esas que cuestan el salario de dos semanas.

    Al, mi hijo, me dijo que fuera a Decatlón. Soy poco partidario de ir a esos sitios que simulan vender barato cuando en realidad son caros o parecidos a cualquiera. Allí había multitud de gente toqueteando, comprando artículos baratos e inútiles, fabricados en la peor de las chinas, el Pakistán o Indonesia. Vi el último peldaño de la destrucción de la clase media.

    No quiero ser cómplice ni testigo de eso. La realidad debería ser otra y no ésta, todos deberíamos terminar siendo clase media; yo, por lo menos, pienso que así debería ser.

    La riqueza cada día está peor repartida. Año tras año unos pocos tienen más y otros muchos, menos. Es parte del ciclo económico que ahora se cierra, y cuando termine, la clase media habrá desaparecido y todo será grandes empresas creadas por grupos de presión política y económica, y multitud de trabajadores cada día peor pagados y con menos derechos con la excusa del pleno empleo, despidos miserables, pensiones irrisorias y movilidad obligatoria. Después vendrá una segunda revolución socialista. Estallará en la India o cualquier otro punto densamente poblado y con la riqueza peor repartida. Será lo último conseguido por esos famosos economistas de salón, esos que nunca debieron haber entrado en la Universidad y estudiado una carrera.

    ¿Hay alguna solución?

    Se me ocurren varias, pero la mejor es que el globo estalle en un millón de pedazos, de manera que ni con toda la pericia del mundo pueda recomponerse. Después ya veremos.

 

__________________________________________________

 

 

    Vemos los sucesos de Irán con preocupación.

    No es ningún secreto que occidente ha promovido y alimentado la revuelta, lo que no significa que no sea legítima. Ahora creemos que después de provocarla y coordinarla será abandonada a su suerte y terminará en un baño de sangre al estilo de Tiananmen.

    La oligarquía iraní no está dispuesta a ceder, dispone en sus manos de todo el poder necesario, le da lo mismo la religión, su dios y su libro sagrado; son oligarcas y punto. Su problema es que ha llegado demasiado lejos y ya no puede echarse para atrás. Si hubiera cedido a la mínima, hoy sería respetada por todos, incluido el mundo occidental. No ha sido así y el cambio puede terminar siendo su final. Ha conseguido que la ciudadanía iraní la relacione con el asesinato, la pobreza y la represión, y lo que es peor para un musulmán: por el desprecio a las leyes de su religión. Los ayatolás están cayendo en los mismos vicios que los obispillos españoles, que ya son despreciados hasta por sus feligreses.

    Quizá debamos reconocer que el problema con Bush no hubiese existido, y no por haber entrado en guerra a favor de la oposición, sino por el temor que representaba su mente visceral y desorientada, que nadie sabía como actuaría. No, con Bush los ayatolás hubieran cedido o ni siquiera se hubieran planteado montar el gran engaño. La oposición habría vencido y ellos seguirían gobernando.

    Hoy vemos a una sociedad valiente, los msn lo demuestran: "prefiero arriesgarme a seguir viviendo así" Lo dicen hombres y mujeres, sobre todo ellas, que ya no aceptan vivir humilladas.

    Va a ser una lástima. Habrán cientos de muertos para nada. El régimen cambiará sensiblemente sin perder sus prerrogativas. Se dará cuenta, como en China, que tiene que dar unas migajas para que todo siga igual; y mañana la gente olvidará a todos sus muertos, héroes, que en el fondo y como siempre son una minoría; mañana incómoda, hoy heroica.

 

 

__________________________________________________

 

 

    Las libertades y los derechos son más grandes y fuertes en sus comienzos, cuando el hombre ha conseguido liberarse a través de una lucha. España, Francia. El Reino Unido... son un buen ejemplo, aunque el mejor de ellos sea los EEUU.

    La sociedad que luchó por la libertad y la democracia ha dejado de existir, se ha disipado con el tiempo y el por qué lo hizo ya es un mal recuerdo.

    Thatcher pudo cambiar las leyes y rebajar las libertades, robó o requisó, como en los tiempos feudales, la caja de resistencia de los sindicatos y encarceló a más de un dirigente con el beneplácito de una ciudadanía aletargada y cobarde, adormilada e indiferente a la defensa de la libertad y el derecho. Blair impuso el estado de excepción por decreto, la patada en la puerta que Felipe intentó institucionalizar con tan poco éxito. En España la revuelta y la lucha eran demasiado recientes y el Tribunal Constitucional desvirtuó la ley. Aún era pronto para eso.

    Ahora, poco a poco, la minoría heroica se ha convertido en incómoda y desde el poder se intenta despreciarla, aunque los que gobiernan lo hagan gracias a su sacrificio.

    En los EEUU la democracia ha perdido casi todo su espíritu. Los gobernantes ignoran su Constitución o la utilizan a su gusto. La guerra mundial no fue de liberación sino de conquista, igual que las últimas, y las libertades no han parado de disminuir desde el final de los tiempos heroicos. La oligarquía norteamericana supo, además, anular con violencia y asesinatos, toda revuelta social antes que enraizara.

 

 

REFUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA

 

 

    Vemos al jefe de la oposición satisfecho por haber ganado las elecciones. Está contento y sonríe porque el 20% de los ciudadanos llamados a consulta han elegido su partido.

    Ridículo, ¿no les parece? Pues aún lo es más la satisfacción del partido del gobierno por haber sido menos castigado de lo esperado. No llega ni al 18%.

    El ciudadano que busca un mejor y más equitativo reparto de la riqueza y una política no sólo de gestos, está decepcionado. Una vez más ha descubierto que no existe ningún partido verdaderamente socialista.

    En Catalunya, feudo de la antiultraderecha, se empieza a considerar mejor a Aznar que a Zapatero en cuestión de honestidad y compromiso personales. Según el último sondeo, más del 60% de los catalanes consideran de más fiar al primero que al segundo; y eso que el actual presidente es del Barça y el anterior del Madrid.

    El derrumbe es de órdago y los republicanos ya empiezan a desmarcarse, algunos hasta proponen una huída en desbandada. La cosa no sería grave, ya que el gobierno central prefiere un govern de CIU antes que del PSC, si no fuera porque CIU empieza a ver como socio preferente al PP antes que al PSOE. Y es que la derecha es la derecha y entre ellos se entienden mucho mejor. A la hora de repartir las comisiones siempre han sido mucho más solidarios y generosos con los suyos.

    En las próximas elecciones, la desafección hacia los socialistas será enorme y sus resultados caerán en picado para no volver a recuperarse en doce o quince años. Muchos de sus electores prometen no volver a votarlos jamás. Son aquellos de los que hablaba antes, que esperaban un partido socialmente avanzado y no su caricatura. Muchos no irán a las urnas, otros buscarán una salida y esta puede venir de la mano de un Cohn-Bendit español.

    Veremos...

 

 

 

    El que crea que la lucha se puede circunscribir en su terruño ya pude dar la batalla por perdida. Hoy todo se ha globalizado, hasta la revolución debe ser global. Y no es tan difícil ponerla en práctica, el mismo sistema facilita el camino y ofrece el medio. La avaricia lo puede.

    Para empezar cualquier revuelta es necesario algo que la estimule, que excite y desespere a la ciudadanía; y el sistema no ceja en hacer lo posible para conseguirlo. El Reino Unido, Francia, Bélgica, España, Holanda y, cómo no, Italia. Todos trabajan para ello y cada día son más los que, asombrados, ven a sus elegidos hacer el estúpido unas veces, el sinvergüenza otras y engañar todas.

 

 

 

    Vemos los sucesos de Perú como una continuación de la política de los blanquitos peruanos hacia el indígena. Ahora se trata de expulsarlos de sus tierras amazónicas para cederlas a las corporaciones.

    Según Alan García, (textual) "No se puede permitir que nada se interponga en el camino de nuestro desarrollo del petróleo y los recursos minerales que el Amazonas nos ofrece. Especialmente por un puñado de salvajes confundidos que son peones del mercado internacional y de las élites indígenas y, por tanto, no tienen motivos reales para estar resistiendo".

    Los recursos naturales son, aparte del petróleo y los minerales, la madera de una selva donde viven doscientos mil indígenas.

    En Perú apenas hay noticias del suceso, así como tampoco se editan las pocas fotos que hay de la masacre. Puede decirse que está prohibido, aunque conociendo el carácter del peruano blanquito es de suponer que tampoco le causarían emoción o repugnancia. Después de todo hablamos de salvajes a los que aún se les roban los hijos para venderlos en las casas de puterío limeñas.

    Sería interesante conocer la opinión que tiene del asunto nuestro muy admirado Vargas Llosa, peruano blanquito de tan ilustre abolengo como buena escritura, que tanto se preocupa por la crueldad que significa para la continuidad del castellano, la ley de inmersión lingüística catalana.

    Debemos creer que el gobierno peruano ignora que, de aprovechar una vez canalizados, los posibles saltos de agua de la Amazonia peruana, se podría abastecer media Sudamérica de electricidad barata y limpia sin afectar el medio ambiente.

    ¡OH! Pero eso no daría demasiado beneficio a las petroleras, madereras y compañías mineras de norteamericanos y canadienses; solo beneficiaría a los indígenas con trabajo autónomo y electricidad gratuita como derecho de explotación. Se terminarían el robo de niños y niñas y la desigualdad social con Lima; pero eso, claro, no interesa.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FALSA DEMOCRACIA

 

    La grandeza de la democracia es que con ella se puede expresar cualquier idea y presentarla a plebiscito. Eso es lo que sucede en la mayoría de los países que se autodenominan demócratas. En España no es así. Aquí se quiere vender la idea de democracia sin practicarla.

    Una parte importante del territorio no puede expresarse ni votar su opción. La judicatura, en comandita con una parte del poder político, así lo ha determinado.

    La constitución española se lee de mil maneras, algunas de ellas de manera peregrina y en algunos casos ni se mira.

    Un partido político es ilegal si no condena un tipo de violencia, no vale condenar todos, solo uno. Debería ser lógico, pero no lo es, porque una pequeña parte del poder político también se niega a condenar otro tipo de violencia, más mortífera si cabe que la anterior; e incluso tiene como presidente de honor a un asesino y provocador.

    Esa es la grandeza de la democracia o eso dicen, en especial de la ficticia.

    Un partido político nunca debería ser prohibido, otra cosa es que el Estado, mediante la ley, persiga al criminal, al que lo financia y al que lo encubre. Y si parte de los integrantes del partido son criminales, los financian o encubren, deben ser procesados; pero nunca debe hacerse con una idea.

    Lo cierto es que se ha prohibido un partido político, exclusivamente para tomar el poder. En pocas palabras: se ha legalizado ilegalmente un golpe de Estado, ilegalmente porque se han saltado todas las normas que competen a un Estado de derecho y la que dicta la constitución en un caso como este.

    Todo ciudadano que se considera demócrata, debería hacer uso de su derecho y votar exclusivamente a los partidos que no solo pregonan serlo; y, de no haberlos, hacer caso omiso a las elecciones.

 

 

EL VOTO ÚTIL

       Extraído de Público

 

 

    Nunca nada había estado tan claro, y lo más gracioso es que parece un chiste.

    Lo terrible es que nadie está lo suficientemente limpio, quizá porque la profesión de político va ligada a la trampa, la zancadilla, la traición... y de eso a la sinvergüencería va un suspiro. Pero no debemos alarmarnos, podría ser que entre tanta mierda sobresaliera algo decente.

    Personalmente he conocido buena gente, sólida y fuerte, sincera y convencida de sus ideas. Y no lo duden, casi todas del PSC, algunas republicanas de ERC y del PP y ninguna de CIU y de IC.

    ¿Casualidad? ¿Coincidencia?

    Lo dudo.

    Ustedes, queridos lectores, no pueden imaginarse la cantidad de gente que para bien o para mal he llegado a conocer: ministros, consellers, un Molt Honorable president, parlamentarios, consejeros, secretarios... pocos del PP por lógica (en Catalunya es difícil, ya que para ser del PP catalán hay que ser estúpido, tener mala leche o ser franquista), muchos del PSC, igual número de CIU, pocos de ERC (son cuatro y el gato) y menos de IC.

    Nadie de los que me conocen dudan que de haber querido sería político, como mínimo estaría en buena posición. Mis contactos, amigos, relaciones e historia lo hubiesen hecho inevitable. No fue así porque mi personalidad, junto a mis dudas ideológicas y la visión de cómo algunos consiguieron abrirse paso entre tanta inmundicia lo hicieron imposible.

 

    Está claro: no votar se ha convertido en una opción tan legítima como votar. Es una forma de denuncia, dar el voto al mismo vacío en que los políticos han convertido la democracia.

    Yo votaré, cómo no, pero será testimonial; a aquellos que, sin duda, no saldrán elegidos, pero que diluyen el voto, disminuyen el porcentaje de los ganadores; partidos verdes de gente joven. Es mi opción, el voto que considero más útil.

 

 

DINERO, JUSTICIA Y HORARIOS

 

    Ahora, al Poder Judicial se le ha ocurrido la idea de instalar tacómetros en los juzgados.

    Por un divorcio: tres horas. Por la falta de pago de un alquiler un cuarto de hora...

    Esperemos que el Poder Judicial, con su característica inteligencia y para acompasar a todos los funcionarios, no se le ocurra hacer lo mismo con los médicos...

    Una apendicitis: media hora. Un cáncer de colon: una hora... O, por lo menos, si debe ser así, que sea para ellos.

    No creo que a un médico que tramita un divorcio le haga gracia ver como una complejidad, el hijo o el piso quedan fuera del asunto por falta de tiempo en el minutero del juzgado. Luego, el mismo médico podría operar al juez bajo la misma tesitura. Un minutero con una luz roja... ¡Tiempo! Y a coser que no ha sido nada. No es problema que quede una gasa en el interior o que el tumor no haya podido ser completamente extirpado. Ha sonado la alarma, se ha encendido la luz roja...

 

    El presupuesto de la Generalitat en materia de Justicia es de 898.018.315,38 euros, de los cuales 325.152.444,14 son para los servicios penitenciarios. El resto es para la administración de justicia y sus flecos. Enorme por tal como funciona y por lo que dicen.

    Y mientras tenemos que aguantar a una consellera que no sabe lo que es justicia.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres