Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

IRREDUCTIBLES HISPANOS

 

 

    No cabe duda que España está mal gobernada, muy mal gobernada; quizá no sea el peor país gobernado de Europa, hay ejemplos demasiado clamorosos para ser así, pero la estupidez de unos pocos no debe ser excusa ni consuelo. Y esta situación no se circunscribe en el actual gobierno, que tal vez sea el peor de todos, sino desde la llegada al poder del felipismo hasta hoy.

    El G7, el FMI y todos los gobiernos del mundo desarrollado dicen lo mismo: este año será muy duro y del próximo no se espera nada bueno.

    ¿Todos?

    No.

    En el sur de Europa existe una aldea llamada Hispania que, contra viento y marea, se mantiene impoluta y hasta ahora había pregonado a los cuatro vientos su próximo y rápido despegue económico.

    Lo cierto es que es el país más endeudado y con menos capacidad industrial de todos ellos, y desde hace innumerables años ha pasado de ser exportador a importador de alimentos.

    Dicen que es el que más ha crecido, pero todo lo debe y, ahora, gracias a chulear por medio mundo su ejemplo, ya no dispondrá de la limosna comunitaria.

    A las familias españolas aún les queda mucho tramo para endeudarse como sus vecinas europeas, el problema es que durante muchos años han tirado de la veta especulativa, la ficticia plusvalía que generaba el aumento de precio del suelo que pisaban; han gastado a cuenta de algo insustancial y de valor relativo.

    El suelo vale lo que el comprador cree que debe dar por él, nunca lo que el vendedor presume, por la sencilla razón que no es un bien producto del trabajo o del capital creado gracias a él. Un automóvil, una herramienta, una cerveza, un tomate... son productos creados por el trabajo, de eso que tengan un precio más o menos fijo. Si el consumidor no lo acepta, al productor siempre le queda la opción de no seguir produciéndolo y buscar otra salida a su trabajo.

 

    -Leo que 20.000 jóvenes esperan desde hace un año las ayudas para el alquiler. Mi hijo será uno más a partir de Marzo. Esta noticia demuestra que el Estado no dispone de efectivo para hacerse cargo de sus compromisos. Para algunos ha tocado techo, para mí lo ha sobrepasado-

    -El Santander, el banco con más beneficios y mejor situado, pide permiso para aplazar el reembolso de participaciones de inversión inmobiliaria, ante la imposibilidad de hacerles frente por no disponer de liquidez; lo que no deja de ser una suspensión de pagos en toda regla. La realidad es que esta noticia me da la razón cuando aseguraba que la banca no presta porque no tiene un clavel-

    -Las administraciones públicas atrasan el pago a sus proveedores-

   

    Estas tres noticias solo demuestran una cosa: que en España no hay dinero, ha desaparecido, se ha disipado, como era de esperar, en manos de la banca-

 

 

    La crisis no tiene solución, por lo menos la española. Solo queda una salida y es equilibrar su economía. Gastar menos de lo que produce, que es una miseria, y pagar lo que ha gastado de más durante tantos años, que es una barbaridad; de no ser así nadie querrá seguir vendiéndole. Y eso se puede lograr tanto desde el liberalismo como del intervencionismo, nunca con el proteccionismo, todo depende de como se quiera enfocar; pero lo más cómodo y sencillo es pedirle al Estado que haga de tal, que regule el gasto en razón al producto.

 

    Dicen los entendidos que no se llegará a la deflación. Y me pregunto qué significa deflación para ellos. Lo lógico es una caída de precios y, consecuentemente, de salarios.

    Un país, cuyo crecimiento y producto se basa especialmente en la construcción y la venta especulativa de su suelo, en el turismo y la limosna del resto de la Unión; ante una crisis de proporciones planetarias, la deflación debería ser inevitable y hasta necesaria. El suelo está sobrevalorado y todo indica que su precio bajará hasta una cota tan desconocida como imprevisible -sería conocida si tuviéramos un gobierno con más seso-. Es seguro un derrumbe del turismo, a cusa de los altos precios del país y por la misma crisis internacional; y en cuanto a los fondos de cohesión, contar con ellos es de necios.

 

    Al principio notaremos una estabilización de la crisis, lo que algunos consideran “tocar fondo”. En este estado quizá podamos estar de uno a dos años. Después, poco a poco los países más industrializados de Europa irán levantándose. En su PIB, el promedio de los productos manufacturados es mucho más elevado que en España. Las empresas se reestructurarán, crearán nuevos productos con materias revolucionarias, gracias a una segunda revolución tecnológica. También podría ser que estallara una nueva guerra, tal vez provocada o promovida por el poder político israelita para intentar detener su previsible hundimiento. Tampoco debemos olvidar el gran potencial económico de la China, un país sin demasiados problemas sociales, lo contrario que la India, sumida en un desequilibrio social de imprevisibles consecuencias. -China también los tiene, pero en forma de regiones enteras y, por tanto, controlables a corto plazo-

    En el probable caso que la China reaccione excitando el consumo interno, ante la falta de demanda externa; se produciría una explosión de consumo gigantesca, con el aumento de precios de todo el almacén de materias primas del planeta, y una subida de la cotización del yuan, lo que, a fin de cuentas, significaría una devaluación de ipso del resto de las divisas y, consiguientemente, otro aumento de precios en las zonas Euro y Dólar.

    Si esta última predicción fuera la correcta, sería inevitable la conjunción o asociación comercial de Rusia y China con las repúblicas asiáticas de la antigua URSS, junto a Irán como uno de los socios productores.

 

    Me fascina la inocencia de Zapatero, cuando confía en superar el posible descalabro producido por su desconcierto ante la crisis, gracias a los escándalos del PP. Zapatero no sabe que a la mayoría de valencianos y madrileños les importa un comino la corrupción de sus dirigentes, y algunos la aprueban y consideran digna de listeza. Es de necios considerar que tanto madrileños como valencianos desconocían la podredumbre de sus elegidos.

    Zapatero cree que el votante del PP se quedará en casa el día de las elecciones, cuando en realidad los que van a quedarse son los suyos, más maduros y decididos a castigar a la clase política en su conjunto.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

pau -

Dios!
Y eso qué es?
El Apocalipsis?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pcbcarp -

Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos en figura de ranas. Porque estos son espíritus de demonios que hacen prodigios, y van a los reyes de toda la tierra con el fin de coaligarlos en batalla para el día grande de Dios Todopoderoso. Mirad que vengo como ladrón, dice el Señor. Dichoso el que vela, y guarda bien sus vestidos, para no andar desnudo, y que no vean sus vergüenzas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres