Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

MENTIRAS

Ceno con Amara unos espaguetis al pesto, y mientras, miramos el programa de Callejeros. Hoy hablan del Cabanyal en Valencia. Parece ser que el ayuntamiento quiere expropiar para construir, algo lógico siendo valenciano y pepero. Ofrece, según un vecino, 30.000€ por su vivienda.

La copa América pasa factura, igual como la pasaron las olimpiadas barcelonesas, solo que entonces a las familias no las indemnizaron sino que a cambio les dieron una vivienda nueva en mejor estado que la expropiada. Diferencias siempre debe haberlas. El PP levantino es radicalmente distinto al CIU catalán, como también el PSPV al PSC.

Valencia es lo más parecido a Nápoles o Palermo que hay en España, eso en el caso de la mafia y el fascismo; con relación al urbanismo se parece a Somalia.

Y me dirán que exagero, pero no sé si fue en este blog donde comenté que no sé de otro país africano donde se urbanice con permiso estatal sin derecho al agua, y ya no digamos en el resto del mundo.

Y veo a gente sencilla: gitanos, drogadictos, chatarreros; pero también trabajadores, pensionistas... gente que siempre ha vivido allí y otra que se ha dejado caer en un lugar donde nadie controla. Todos tienen derecho a mantenerse en su vivienda, sobre todo los que siempre han vivido en ella y no tienen otro lugar donde ir.

También sale una mujer joven, típica progre con pasta. Su casa está a lo alto del pueblo y desde ella a duras penas se divisa la playa; la ha restaurado con esmero, dándole un toque de autenticidad, un ambiente de calidez que, se nota, ha costado mucho dinero.

Está satisfecha porque tirarán la parte vieja y cochambrosa que le impide la vista de la playa. Le preocupa que no construyan una biblioteca, jardines y, supongo, algunas cafeterías de moda para pasear con las amigas; también la posible especulación que pueda hacer la Rita. Seguro que vota al PSPV, tiene toda la pinta.

 

Es posible que veamos, una vez más, a este partido tan poco socialista y tan ultraliberal, frente una huelga general. Curioso que sea el PSOE el único que se las come todas. La misma UGT reconocía en las anteriores legislaturas, que era más fácil y beneficiosa la negociación con la derecha que con su partido de referencia.

Lo cierto es que si volviera a ocurrir, sería tan salvaje y descontrolada que todo el sistema se tambalearía, ya que dudo que los sindicatos, por muy mal que vayan las cosas, la promuevan y puedan controlarla.

Los actuales sindicatos son completamente amarillos, vendidos a la patronal gracias a los subsidios entregados por el gobierno. Los dirigentes sindicales se parecen más a unos cabecillas pagados por el Estado, que solo sirven para boicotear cualquier huelga que no sea de un grupo de presión; solo entonces participan, pero no para defender a los trabajadores sino para canalizarla.

Escucho a un transportista, ex afiliado a la CCOO y trabajador por cuenta ajena, decir que él no gana ni pierde nada con la huelga, pero que si lo detienen, aunque solo sea para informarle, parará el camión.

Amara, cuando tuvo que tramitar la larga enfermedad, se presentó a su sindicato, también la CCOO, para ver como podía solucionar el problema. Le pusieron tantas trabas e inconvenientes que más parecían la Seguridad Social que el propio sindicato. Al fin consiguió que la desviaran a sus abogados, los cuales, aparte de hacérselo difícil, le presentaron una minuta astronómica en caso, eso sí, de conseguir la pensión. Enferma y desorientada, con dolores que la inhabilitaban incluso para leer, visitó a los abogados de la empresa, que, curiosamente, la ayudaron y facilitaron el trámite sin cobrarle nada.

Hoy vemos a los sindicatos “oficiales” intentar boicotear la huelga con acuerdos paralelos y bajo mano con el gobierno, cuando realmente no representan a los huelguistas. A pocos empresarios autónomos se les ocurre afiliarse a la CCOO o a UGT.

 

El día once, según el gobierno, la huelga era residual y un problema de orden público; para el, él precio del carburante o la circulación de camiones sin tarjeta de transporte ni seguro no lo era tanto.

El doce, según ellos, ya se había solucionado, pero las grandes superficies estaban desabastecidas, en el puerto y aeropuerto la mercancía se agolpaba, y la poca que salía era previo pago de las tasas de almacenaje de los días excedidos; como si el ciudadano empresario tuviera la culpa y la responsabilidad.

El día trece, para el gobierno, la huelga ya era cosa pasada; mientras, la industria del automóvil pedía tres días de regulación y en el puerto la mercancía seguía sin salir.

Industrias pequeñas y medianas han cerrado adelantando unos días de vacaciones. Fábricas de pintura, cableado, impresores, pintores industriales, tejedores... llevan dos días limpiando y arreglando los locales por falta de suministro.

La huelga es secundada por los pequeños propietarios y sus trabajadores autónomos, y por las grandes empresas de logística, que, para ahorrarse sueldos y la compra de los camiones, trabajan exclusivamente con autónomos bajo contrato. Todo eso ocurre mientras el sindicato minoritario, según los otros, claro, decide continuar el paro y cambiar la estrategia de revuelta.

El gobierno miente.

Un gobierno decente no puede sacarse, a los tres días de huelga, propuestas de la manga, como si un prestidigitador se tratara, para convencer a los huelguistas. ¿Por qué no lo hizo antes, evitando así la huelga y los multimillonarios perjuicios al país?

La explicación es sencilla. El gobierno no puede, por falta de capacidad, de voluntad y de inteligencia, cumplir sus promesas; y lo sabe y sigue mintiendo.

 

Escuché en la televisión del restaurante donde almuerzo al ministro de economía decir que el gobierno había inyectado diez mil millones en el sistema. Y la gente ni se lo miraba, ya ni se reía de sus mentiras.

De los diez mil millones, seis mil son para pagar los famosos cuatrocientos euros, esos que todavía nadie ha visto: Y miente porque lo único que hará, si puede, es dejar de retenerlos de las nóminas en cómodos plazos.

Por otro lado inyecta una cantidad imposible de valorar, en forma de un aplazamiento de las hipotecas sin costos adicionales, lo cual significa que lo único que hace es garantizar la continuidad del beneficio bancario a costa del erario, ofrecer más cancha consumista a los hipotecados y pagar el coste del cambio a los responsables del desaguisado financiero: la banca.

Y me pregunto por qué se debe premiar a los incompetentes en cambio de a los competentes. De seguir así, los financieros habrán descubierto un filón: llevar al país al colapso crediticio para, luego, extender la mano y cobrar por el servicio.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

pcbcarp -

Por cierto, que los 54 puntos del acuerdo famoso son una tomadura de pelo espectacular. Eso sí, a las grandes empresas les vienen de miedo. Sin ir más lejos: rebaja del 50% en el Impuesto sobre Actividades Económicas. Vale: los autónomos no lo pagan desde el 2003. Sólo lo pagan las grandes empresas a las que esta rebaja le supone una millonada que dejarán de ingresar las arcas públicas.

pcbcarp -

La descripción del urbanismo y de la "progre con pasta" es perfecta.

En cuanto a lo de la huelga de camioneros, a mi entender hemos asistido a uno de los mejores espectáculos de intoxicación informativa de los últimos años, con la diferencia de que esta vez estaban de acuerdo desde Gabilondo a Jiménez Losantos.

Con quien ha pactado el Gobierno, ha sido básicamente con las multinacionales del sector (vbgr.SEUR, UPS, MRW)que ni siquiera tienen camiones y con las grandes empresas de distribución.

Ese 12 de terroristas buscabroncas son los autónomos que están pagando su camión. Pensaba escribir algo sobre el tema, pero me ha dado mucha pereza volver a la actualidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Respirando -

Nos toman el pelo, cierto, pero digo yo¿ tan di´ficil es hacer un análisis de la situación y ser conscientes de la tomadura de pelo?

Ya sé que soy pesada, pero no estoy nada segura de que no tengamos aquello que nos merecemos, por tragárnoslo todo, por no pensar, por no implicarnos en lo que no es más que nuestra propia vida.

Será que hoy tengo el día malo.

Beso.

pau -

Porque el primer "pago" se hace en Junio enmascarado con la paga doble. Se dejan de retener 200 € sobre ella. El resto se hará en cómodos plazos aún no se sabe como.

carlos martinez -

¿Donde hay que firmar?
Es que esto parece que lo haya escrito yo perdonaquetediga. En cuanto tengo oportunidad de comentar sobre esto lo voy dejando a retazos por donde puedo, pero realmente en su conjunto estoy de acuerdo.
Solo una nota.
Que sepas que ya se de quien ha cobrado 200 euros a cuenta de la jilipollez de la promesa de los 400. Lo que es verdad hay que reconocerlo. Que aquello fué una jilipollez de Zapatero, tambien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres