Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

DEBATES E INQUIETUDES CIUDADANAS

DEBATES  E  INQUIETUDES  CIUDADANAS

 

 

    Hace días que busco con más morbosidad que interés lo que escriben, dicen o ladran los políticos españoles, sobre todo los catalanes, para saber y entender qué problemas atenazan al político español, el que pretende salir elegido, que son a fin de cuentas los que abruman al españolito medio.

 

    De todos es conocido -hablo del ciudadano europeo, que no del africano semieurepeizado- que uno de los problemas más nombrados en los debates, el que inquieta al elector de los países más avanzados, es la educación. Incluso en las últimas elecciones francesas, las más barriobajeras que se recuerdan en el país vecino, ése fue uno de los temas más debatidos.

    La educación es, con mucho, el futuro de un país, lo que marcará su bienestar, su competitividad frente al resto del mundo y el respeto que se le tendrá.

    Pues bien, en educación España está en la cola de la OCDE y por debajo de países en vías de desarrollo.

    Mientras en Europa el gasto educativo a aumentado, en España ha disminuido, sobre todo en lo que se refiere al público. El número de estudiantes españoles que no consiguen terminar la enseñanza obligatoria es el doble que la media europea. La calidad de aprendizaje del alumnado español está en los últimos lugares de los países avanzados, como también de muchos en vías de desarrollo, entre ellos la China. España es el país de Europa donde menos se valoran los estudios en cuanto al salario a percibir...

    Visito las diferentes páginas de los principales partidos en liza buscando, inocente de mí, sus programas políticos. El del PSOE no lo he encontrado, el del PP es como si lo hubiese escrito la niña de Rajoy, y el de CIU, el más inteligente de los tres, solo dice que hay que comprar más ordenadores sin profundizar ni plantear soluciones concretas.

    Lo paradójico de dicho partido es que durante su mandato se dedicó a invertir lo menos posible en la pública, a ayudar a la religiosa todo lo que pudo sin pedir cuentas y... cómo no, a disminuir la cantidad de profesores en relación al alumnado.

    Mientras, el PP acusa del descalabro educativo a la inmersión lingüística, como si los tontos en España fueran una exclusividad de Catalunya y su idioma. No recuerda que durante su mandato el gasto educativo no paró de bajar año tras año, pasando del 5.5% en 1995 al 4.9% el 2000, cuando en Europa no paraba de subir con una media del 5.9%.

    Y leo que, después de que en tan solo veinticuatro horas hayan muerto cuatro mujeres en manos de sus compañeros, los partidos políticos andan a la greña para ver cual de ellos promete más leyes para solucionar el problema; lo cual no deja de ser paradójico ya que en esta materia, curiosamente y sin que sirva de referencia, somos uno de los países con menos tasa de violencia de género. Y eso no significa que no sea grave, que no se deba luchar contra ella; pero es que han dispuesto de muchos años para encontrar soluciones sin que la situación haya mejorado sustancialmente.

    Sale por la tele una mujer amenazada y previamente violentada con un escolta dispuesto por el juez. Y pienso si el juez no ha caído en la cuenta que sería más barato para el Estado y menos traumático para la víctima meter al energúmeno en la cárcel hasta que una comisión de psiquiatras le den el alta. Pero supongo que en un país donde  la inteligencia y preparación de sus jueces dista mucho de llegar a la de sus políticos, que vista la situación tampoco es que sean unos lumbreras, poco puede esperarse de ellos y de su criterio.

 

    Y sigo escribiendo después hablar con Amara sobre la gran diferencia entre el debate de dos besugos, promovido por no sé cuántos inteligentes periodistas y el de TV3 entre cinco candidatos por Barcelona: Ridao de ERC, Nadal del PP, Duran de CIU, Chacón del PSC y Herrera de ICV.

    Me cuenta mi compañera que el debate fue completamente diferente al nacional, que, exceptuando a Nadal, el debate fue inteligente, ameno y muy interesante. Se debatieron problemas políticos de gran calado demostrándose que la bipolaridad es lo peor de una democracia.

    Aquí, tanto la izquierda como la derecha tienen competencia, y eso hace que deban esmerarse y afinar su discurso, como también el cuidado de no mentir, ya que de hacerlo, otro partido de su entorno los denuncia llevándose a sus electores.

    ¿Y qué sucede con Nadal?

    Pues que está, como su partido y un tercio del país, contra todo lo que demuestre cohesión, paz y serenidad; y eso la sitúa fuera del juego democrático adulto.

    Y pregunto a Amara si en algún momento se habló de la educación, el problema más acuciante que hoy tiene el país, el que más sueño debería quitar a los políticos que pretenden gobernarnos.

    Se concentra ante la pregunta... hace un esfuerzo de memoria...

    - Sí, Duran dijo que se deberían volver a respetar los valores tradicionales, sin explicar a que valores se refería; y Nadal que la inmersión lingüística era contraria a la libertad de enseñanza-

    - ¿Nada más?-

    - Nada más-

    Y así es. La principal preocupación de los españoles, sean catalanes, castellanos, etc. no es la educación; por tanto ni puñetera falta hace debatir sobre ella. Eso se deja para los ignorantes y remilgados europeos, que aun no se han dado cuenta que aunque la policía diga que los inmigrantes delinquen mucho menos que los nativos, eso no es cierto y producen inseguridad con la pinta de moros que tienen. Y es que un magrebí con camisa y corbata, una cartera con euros y bien afeitado no necesita un curso de adaptación; en cambio un albañil en paro la necesita con urgencia.

    Eso sí, hablaron de la vivienda, pero no del mobbing a los inmigrantes y ancianos, cuyas propuestas parlamentarias para remediarlo han sido mediatizadas por el PSC y rechazadas por el PP y CIU, vete a saber el por qué.

    ¡Ah! Si. Ya recuerdo. Fueron rechazadas en aras a la libertad de los caseros, la misma que niegan a los inquilinos violentados.

 

    Y hoy, antes de editar este tema, leo las declaraciones de Gabriel Elorriaga en el Financial Times.

    Bueno... ¿Y qué? No es que fuera un misterio.

    La estrategia de los dos grandes partidos españoles siempre ha sido la misma: conseguir la abstención del elector frágil y desmotivado por el partido que defiende su ideología, que siempre ha sido el camino más fácil del opositor para conseguir el poder. Es el producto de la bipolaridad, el mismo que en Estados Unidos.

    El PSOE ahora se escandaliza porque no necesita utilizar tal estratagema, ya que el PP ha destruido por sí solo la confianza de su electorado moderado.

    El PP, según Elorriaga, tiene un electorado disciplinado que lo votará pase lo que pase; y es cierto, pero solo en parte. Hay un electorado, erróneamente considerado centrista, que es ahuyentado por todo radicalismo. Al PP solo puede salvarlo la falta de orgullo y decencia ciudadana de dicho electorado, el típico oportunismo del cínico. Mientras, al PSOE puede perderlo su electorado exigente, el que lo encumbra al votarlo, o hace que se desvanezca al castigarlo con su abstención.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

carlos -

Peronalmente a los debates no le hago ningún caso. Esos están en su terreno y hasta me pueden convencer. No, yo prefiero ver sus hechos en vista a eso decidiré.
De momento pienso que la enseñanza ha ido a peor, la educación también y de momento no veo solución. Los planes no me importan si no se obligan a cumplirlos. Eso es cosa de ellos. Y eso es lo malo que la realidad diaria si es la nuestra.

http://mishuevos.blogia.com/

Luna -

Felicidades por el premio.
Saludos

pcbcarp -

En una cosa tiene razón Rajoy: los políticos y los periodistas hablan de cosas que nos importan un pimiento a los viles mortales.

Y tiene el hocico de decirlo (por supuesto, "los políticos" son ZP y "los periodistas" los lacayos del polanquismo)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

fetish.femina -

En mi precioso pueblo dormitorio
nos han vetado el derecho a manifestarnos públicamente mediante pancartas o carteles (porque dicen que se trata de un acto ¿incívico?) y además se nos niega el derecho a reunirnos en espacios gestionados por el ayuntamiento, simplemente porque nos atrevemos a decir lo que no hace bien nuestro ayuntamiento y eso no interesa. En definitiva la democracia no deja de ser un espejismo, pero
las voces de los que sí acabamos los estudios están para algo.
Y bueno después del rollo, te dejo un caramelo en mi web.

pau -

Pues sí, somos los primeros en lo que jode y los últimos en lo que beneficia.

Hoy he conseguido entrar en la página del PSC y leer su programa http://www.socialistes.cat/home/
Solo dice que 30.000 estudiantes se podrán beneficiar de becas-salarios para desarrollar su aprendizaje laboral... Pero ¿Y antes?

Respirando -

Ayer leí, en no recuerdo qué periódico, que España es el primer país de Europa en consumo de cocaína, hachís y drogas de diseño.

Tal vez eso compense de ser los últimos en Educación. Sea como sea, a ningún político parece importarle. Seguramente no les gusta la gente que sea capaz de pensar. Y como se empeñen, lo consiguen...

Beso, Pau.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres