Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

¿UNA NUEVA DEMOCRACIA?

 

Leo que uno de los consejeros más importantes de Hu Jiantao ha escrito recientemente un artículo que ha revolucionado media China.

Primero lo publicó un diario de Pekín, pasando desapercibido para la mayoría de los países occidentales, ahora lo ha publicado uno de Hon-Kong y se ha montado la marimorena.

Dice dicho consejero que es inevitable y deseable la instauración de la democracia en China, considerando que el sistema político que al día de hoy funciona mejor es éste.

Lo que sí puntualiza, es que debería adaptarse a las costumbres y necesidades de cada cultura, haciendo hincapié sobre la facilidad que representaría su introducción en la china, ya de por sí, predispuesta y socialmente preparada a ella.

Asombroso que un consejero chino, del que no recuerdo el nombre, hable de una futura democracia china, con la segura tranquilidad de verse arropado por su régimen.

 

Mientras, el presidente de la república ha organizado la persecución más atroz que imaginarse pueda contra la corrupción. Una práctica que, esporádicamente, ponen en marcha todos los gobiernos de aquella Nación para evitar la descomposición de su economía. Y digo atroz por lo bárbaro de sus métodos. Ejecuciones, penas de tantos años que ni vale la pena salir de prisión o, en el mejor de los casos, reeducación en centros especiales para ello.

 

En su estudio, más que escrito, llama la atención sobre las ventajas que tiene la democracia para evitar esta corrupción, para hacer que la ciudadanía tome parte en el gobierno y se sienta representada por él y, por último, para desarrollar plenamente los derechos humanos en China.

Reconoce los peligros que representa, sobre todo, por la irrupción de gente poco preparada, arribistas sin escrúpulos o posibles dictadores que, bajo el paraguas de la democracia, puedan destruir la libertad o invadir países ajenos a ella, convirtiéndose por ello en vulgares tiranos. Además hace una especial mención sobre las corruptelas surgidas gracias a los derechos adquiridos por ella.

Por todo ello reconoce que la democracia, en China, deberá sustentarse en métodos completamente distintos a la que impera en el mundo, más adaptada a las necesidades de su idiosincrasia y corrigiendo, gracias a la experiencia ajena, los defectos que esta arrastra.

 

Mientras leo este artículo me entero del gran retroceso en la democracia rusa, retroceso de casi imposible recuperación ya que es institucional, lo cual me hace pensar que Rusia terminará otra vez mal, que deberá ser necesaria una segunda revolución con todo lo que ello acarrea.

En China están pensando en una democracia de la cual nadie, absolutamente nadie, puede hacer la menor cábala, mientras, en Rusia, se disuelve día a día la recién conquistada.

 

Leo el artículo y no puedo por menos que recordar las últimas manifestaciones de sátrapas defendiendo al consejero de interior balear, gritando como consigna que ellos también quieren ser "pinchados".

¿Será que tienen algo que ocultar, que todos ellos son beneficiarios de las corruptelas de Andratx?

Un buen ejemplo de corrupción demócrata... La libertad para enriquecerse a costa del robo institucionalizado, la reclamación de una libertad basada en lo más bastardo de ella, de poder robar sin ser perseguido por ello.

También pienso en la invasión de Irak, en las mentiras utilizadas y su imposible persecución criminal ya que, al ser emitidas por un régimen elegido democráticamente, son institucionales y compartidas por todo el Estado.

Pienso en el gran retroceso de libertad en derechos humanos padecida en el Reino Unido, retroceso por obra de un primer ministro con poderes casi absolutos para llevar a la guerra a su nación mediante una mentira reconocida.

Pienso en Aznar, Miterrand, Uribe, Chaves... la cantidad de asesinos y criminales que nos han gobernado bajo el paraguas de una mal instaurada democracia sin poder ser procesados por ello.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Cecilia B. -

Poco a poco.... ¿fue 'poco a poco' la Revolución Francesa? ¿fue 'poco a poco' eso de los disturbios (que aún se queman coches en la periferia) de París? ¿fue 'poco a poco' el cambio de una dictadura unipersonal a una partitocracia?

Juan Cosaco -

Creo que algún partido ecologista ya hay, asociado con IU en cataluña...
Estáis diciendo muchas verdades, y yo tengo esperanza en que poco a poco estos deseos se cumplan y salgamos de esta democracia minúscula. Pero eso debe hacerse paso a paso; el día que la gente lea 2 periódicos y comente 2 noticias cada día (y no del corazón), esto dará un giro de 180º

Cecilia B. -

Oh, las mieles de la vida burguesa son para todos, deberían ser accesibles para todos los que viven en este territorio. Y eso implica algo que aparentemente está olvidado por eso de la seguridad segura: Libertad, Igualdad y Fraternidad. No existe ninguna de las tres porque se han supeditado a eso que se llama Seguridad y que es una ficción, una ilusión, una estrategia del poder para controlar, limitar, excluir, cerrar. Una tiranía pura y dura. Es curioso que tantas personas se llenen la boca con el fin de la naturaleza pero ninguna, ni siquiera esos presuntos grupos antiglobalización (que son más globalizadores que nadie) hablen del fin del capitalismo. Todos se quejan de la pobreza, piden reparto de riqueza, hablan de todo lo que deberían hacer, blablabla, pero a nadie le puedes decir una subida de impuestos que grave todo lo que es superfluo porque sólo queda repartir, compartir recursos. Es curioso ver que el país con una de las tasas más altas impositivas del planeta, Suecia, fuera el único que otorgara estatuto de refugiado político a todos los bosnios que escaparon de la guerra y que, en poco tiempo, los convirtiera en residentes suecos, algo que no sólo aquí es impensable, sino que nadie, absolutamente nadie propuso.

El fin del capitalismo llega cuando los estados se democratizan y permiten que agentes sociales, tradicionalmente en la periferia, puedan presentarse a unas elecciones. ¿Crees que la política de inmigración sería la misma si CruzRoja, Amnistía Internacional y cientos de asociaciones agrupadas en una sola estuvieran representadas en el Parlamento con diputados? ¿Crees que la rendición de ETA sería más sencilla si agentes sociales y organizaciones vascas que no son partidos políticos estuvieran en el Parlamento? ¿Crees que los presupuestos generales del Estado serían los mismos si ONG, sindicatos, asociaciones, estuvieran en el Parlamento con voz y voto? ¿Crees que el problema de los trasvases y del agua tendría más perspectivas si estuvieran, con voz y voto, asociaciones ecologistas? ¿Te sentirías más representado por un diputado de Esquerra o por uno de Amnistía Internacional? ¿Piensas que los inmigrantes deberían estar representados en el Parlamento o es mejor así, que partidos españoles/autonómicos representen a ciudadanos españoles/autonómicos y dejen al margen a un 11% de la población? ¿Es eso un sistema democrático?

pau a Cecilia B. -

Me hubiese gustado encontrarnos en otro tiempo y otro lugar, la verdad.

Lo que propugnas, aunque parezca descabellado, es posible. Poco a poco, eso sí.

¿Pero tu y yo no estamos también inmersos en la dulzura burguesa?
Sería paradójico que después de intentar por todos los medios, que el tercer mundo saboree las mieles de la burguesía, ahora atente contra lo poco bueno que ella tiene.

Hay cosas de las que hablas, que no es que se deban hacer para colapsar la administración, sino por honestidad y decencia.

Cecilia B. -

Se trata de ignorarlo activamente. Por ejemplo, colapsar el sistema judicial más de lo que está. Colapsar el sistema sanitario, mucho más de lo que está ya. Hacer una y mil veces lo mismo que ha hecho Miró en su pasarela, eso de contratar a 'ilegales' (no lo del cayuco, por supuesto) y que la administración se colapse. Que todas las mujeres maltratadas llamen a la vez a los teléfonos de denuncia para demostrar la inutilidad de las medidas adoptadas. Que no vaya a trabajar ni un solo extranjero a ningún sitio durante dos días. Denunciar a todos los jueces y fiscales que no inician ningún tipo de acción judicial cuando se presenta una denuncia y es falsa. Sabotear todos los actos de campaña electoral de todos los partidos políticos sin excepción de ningún tipo. Hacer una campaña electoral, desde ahora mismo, pidiendo el voto en blanco. Con cuidado, por supuesto, los neoburgueses lo admitirán siempre que sus bellas propiedades privadas no sufran ningún daño. Difundir de la necesidad de que todos los funcionarios del país sigan a rajatabla todos los reglamentos y normas que deberían cumplir para hacer cualquier cosa banal o intrascendente (una huelga de celo permanente). No presentar declaraciones de impuestos ni de seguridad social y denunciarte a ti mismo (el sistema no está preparado para la autodenuncia fiscal, es descacharrante)...

pau a Cecilia B. -

Entonces, la única solución que ves es ignorar el sistema que nos gobierna.
Es una opción... pero siempre he pensado que se debe luchar en todos los frentes posibles. Hay que buscar dichos frentes y abrirlos como sea.

Cecilia B. -

Alterar las reglas del juego en vigor sólo es posible desde arriba, desde lo que son los órganos del poder. Y dado que los órganos del poder y de representación del estado, consideran que es el mejor escenario posible en la misma medida que un tirano cree que su tiranía es el mejor escenario posible para salvar a la patria de esto-o-de-lo-aquello, el poder no va a hacer nada más que tímidas reformas con el fin de perpetuarse en el modo y manera en el que está ahora instalado.

¿Cabe una revolución desde abajo? Desde luego no, porque en una sociedad tan extremadamente individualista como ésta, los cambios desde abajo nunca se han producido.

La única forma posible de revolución es no participar del estado, no hacer uso de él. Votar en blanco como forma de protesta más evidente, porque ¿qué legitimidad tiene un resultado electoral en el que el 70% del censo ha votado en blanco (contabilizado en el actual sistema electoral)? ¿El candidato ganador es Nadie? Ese es el principio. A partir de ahí, los analistas de relumbrón y los sociólogos empezarán a estudiar qué está fallando para que tanta gente vote en blanco, que es el voto más antisistema que existe. Y ahí debería empezar el cambio. Manifestaciones en la calle, caceroladas. Revolución de la masa, pacífica, silenciosa. Os ignoramos porque no nos representáis.

pau a Cecilia B. -

Llevas razón en todo.
Parece ser que soy un utópico al creer en los partidos y asociaciones asamblearias. No dejaré de serlo, esa es la verdad.

Es más fácil cambiar el actual sistema parlamentario con disciplina de voto a otro sin ella, que transformarlo radicalmente tal como me gustaría que sucediera.
Lo cierto es que disponemos de algo que no podemos cambiar facilmente, y lo cómodo es adaptarlo lo mejor posible a los nuevos desafíos.
La comodidad es, generalmente, lo que destruye civilizaciones, culturas y Estados. No me gusta lo cómodo, pero tampoco sé que armas utilizar contra ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cecilia B. -

Las asambleas, para asuntos locales o de grupos pequeños, tienen su validez. Pero en entornos más grandes, cuando el grupo al que representan es enorme, las asambleas terminan siendo otra cosa completamente distinta en la que unos cuantos representan los votos de otros cuantos y se convierten, de facto, en los que controlan esas asambleas. Un caso prototípico de asamblea es cualquier junta de accionistas de una empresa representada por miles de pequeños individuos que son los propietarios del capital. No, para grupos muy grandes o para hacer política, las asambleas no funcionan más democráticamente que una partitocracia. Los partidos políticos no pueden funcionar como asambleas porque los intereses de los grupos que representan, de los individuos, no son comunes y por lo tanto, no cabe esa posibilidad. En una comunidad de vecinos o en una asociación pequeña, la asamblea es el sistema común de toma de decisiones y aún así cuesta. La Conferencia de Presidentes, que debería ser una Asamblea, no funciona, porque los intereses de cada uno de los miembros son distintos y por lo tanto, no cabe el acuerdo en más que aspectos genéricos. La política asamblearia es muy simpática pero no es práctica porque no permite gobernar. Con un parlamento no dominado por partidos con obligación de voto, España jamás hubiera entrado en el conflicto de Irak. Con un sistema más democrático, en el que el presidente propone y el parlamento dispone, ningún presidente hubiera sido capaz de entrar en la guerra. Tampoco se hubiera hecho, por la misma razón, ningún referéndum sobre la constitución europea, en la misma medida que no se propone referéndum para refrendar el protocolo de Kioto o cualquier otro acuerdo global del mismo estilo.

pau a Cecilia B. -

Perdón... Cuando en referencia a las Ongs digo: no todas, es en relación a ser asamblearias, que esas se pueden contar con los dedos de una mano.

pau a Cecilia -

Y eso que propugnas no tiene algo de asambleaio?
Lo que deseas es que unos pequeños poderes asamblearios, como son algunas Ongs (no todas), sindicatos y, por ejemplo, asociaciones vecinales, sean los partícipes del parlamento...
Aquí sobra alguien, o el uno o el otro.
¿Por qué debemos tener un gobierno elegido democráticamente a través de unos partidos y, a la vez, unas organizaciones asamblearias para controlarlo?
Mejor simplificar el asunto y dejarse de partidos. O mejor hacer que esos sean de verdad asamblearios.
¿por qué es malo un partido asambleario?
Los debates en temas importantes, en los que se juega algo más que un mero trazado del AVE, deberían ser aprobados por asamblea.
El declarar una guerra, el construir trasvases (no su trazado), el dictaminar leyes que sobrepasen lo meramente técnico y afecten el sentimiento o ideología del ciudadano coogobenante.
Y el ejemplo tonto, digo tonto porque toda comparación lo es, es que de ser así, Aznar no hubiera podido declarar una guerra.

Cecilia B. -

Oh, la democracia asamblearia es tan bonita, como ese coso que se llama Asamblea de Naciones Unidas. Pero no sirve para gobernar. Una democracia representativa no pasa por elegir a candidatos de partidos, ni siquiera a partidos, sino a las personas que creemos representan nuestros intereses. El gobierno, el presidente y su gobierno, se encargan de eso que es gobernar. Yo no pido que el gobierno sea más o menos democrático, sólo pido que el parlamento haga lo que tiene que hacer por ley que es controlar (mediante la aprobación o no de los proyectos presentados por el gobierno) a ese gobierno. El parlamento se encarga de controlarlo. Pero un parlamento formado por partidos con reglas de partido no es una democracia puesto que el partido no me representa, sólo se representa a sí mismo. Abrir el parlamento a fuerzas que no son políticas, que no son partidos tradicionales y que sí son representativas, es el primer paso de una democracia. Abrir el parlamento a la posibilidad de que miembros de una ONG, de un sindicato o de cualquier otra institución civil pueda estar presente y controlar la labor del gobierno eso sí me parece democracia. El resto no es nada más que un fraude, una tiranía disfrazada de democracia. Reequilibrar el estado y hacer una separación de poderes real (el modelo actual fue diseñado por el franquismo), modificar el sistema electoral (creado, diseñado y puesto en marcha por el franquismo), alterar el sistema de representación o la duración de los cargos de representación, separación de las listas y de los procesos electorales que son para elegir gobierno y parlamentarios, modificar el sistema que permite que los ciudadanos puedan presentar proyectos de ley o la necesidad de convocar referendums por parte del gobierno para cualquier tema relacionado con las libertades civiles de los individuos son cosas que podrían conmvertir a este fraude en una democracia. Profesionalizar la política, como un trabajo más, bien remunerado y con responsabilidad es otra faceta del mismo asunto. Basta a ese estúpido sueño de que un político debe ser altruísta, esa memez bárbara.

No, basta con cambiar de régimen: de un totalitarismo de partidos disfrazado de democracia a un sistema en el que alguien gobierna y todos (sindicatos, partidos, asociaciones, ONG, etc) pueden controlar la labor de ese ejecutivo desde el parlamento.

pau a Cecilia -

Mil veces hemos acusado a los marbellíes de ser unos... No, eso no, se les puede acusar de corruptos y cómodos, de gentes que prefieren un gobernante corrupto porque les va bien a ellos aunque sea a corto término. La ceguera del que no ve el monte por culpa del árbol, la ceguera del que piensa que el estropicio se arreglará sólo o con un apaño.

Pero tal vez por lo que escribes no supe explicar el trasfondo del artículo.
El chino no teme la democracia, incluso considera que pese a todos sus defectos, es el mejor de los sistemas.
Tampoco se le debería pedir a un jerarca chino más de lo dicho, sobre todo, pensando que en su país, el hecho de ser jerarca no le salva la cabeza.
El chino, lo que hace es una reflexión y, desde mi punto de vista, muy bien hecha. Toca todos los temas sin ambague alguno, sin miedo. Aquí sí que lo hay, aquí es tabú pedir responsabilidades a un político por lo hecho o deshecho.

Pero... ¿Qué es democracia pura y dura para ti?
¿La asamblearia?
Porque entonces estamos completamente de acuerdo.

El contratismo en democracia no deja de ser otra solución, y muy al estilo liberal que digamos.
El que engaña o falla debe asumir las consecuencias. Son sus cojones los que están en juego, los suyos y los de su fortuna, como en una sociedad anónima a la que se le pide un aval, por posible responsabilidad, al consejo de administración de la misma.
Es posible que el chino, al nombrar arribismo, pensara en Blair o Reagan, pico de oro en labia el primero y actor experimentado el segundo. Engañabobos en todo caso, comediantes que una vez en la poltrona demuestran su analfabetismo.

Élite?
Tal vez sea necesario buscar gente preparada y con algún estudio determinado para poder gobernarnos.
¿No vamos al médico para curarnos y al fontanero para solucionar una fuga de agua?
¿Cómo es posible que tengamos de ministro de industria a un médico anestesista?
Eso es cosa de locos.

Cecilia B. -

Me resulta enormemente gracioso que alguien llame a una partitocracia, democracia. Que esto en lo que nos movemos, se llame democracia sólo porque podemos votar a una lista cerrada cada cuatro años. Que alguien pìense que lo que se publica como folleto de campaña electoral sea un compromiso en la misma medida que lo es un contrato. Que a esto, a esta tiranía de partidos se le llame democracia y se le añada el palabro 'representativa', eso sí que tiene gracia. Apliquémonos al cuento y modifiquemos el sistema, convirtamos esto en una democracia pura y dura. Pero no. El miedo de las élites (de los votantes que se creen 'informados') son los mismos que los de ese chino: que aparezcan arribistas, dictadorzuelos o corruptos. ¿Cuántas veces se ha acusado a los marbellíes de ser unos imbéciles por haber votado a Gil? ¿No es el modelo Gil el que las élites pretenden abolir, el que pretenden que no se presente nunca más? No veo ninguna diferencia entre el miedo del chino a la democracia y el miedo de los políticos y quienes les votan a la democracia pura y dura. Pero, ¡qué fácil es ver la viga en el ojo ajeno!

pau -

Este sería, a mi modo de ver, la mejor solución a nuestro sistema democrático. Y encima... una solución típicamente liberal, que es lo que a ellos más les gusta.

Hannah -

Una cosa en la que siempre me pierdo déndole vueltas y vueltas es la siguiente: Cuando uno incumple un contrato, hay vías administrativas y penales que protegen los intereses del usuario y/o consumidor. ¿Qué pasa cuando uno o varios políticos incumplen el contrato de servicio contraído en las urnas? ¿Qué vías de protección y de amparo hay para el ciudadano? Ya, esperar cuatro años o los que sean y votar a otros... Pero eso no basta, debería haber algún procedimiento que penalizara el abuso, la pedantería, la arrogancia, los errores, las calumnias, los engaños, etc. etc... Difícil cosa. Y resulta que la soberania reside en el pueblo, pero el pueblo está en un estado permanente de indefensión frente a los políticos...
Un abrazo entrañable
Hannah

Zuriñe -

Si es que el problema es de la mentalidad del hombre, como me has dicho. Somos un forúnculo en el planeta tierra. Y el pobre se está infectando. También hay gente maravillosa, pero entre tanta vileza es difícil de alumbrar. Democracia, esa es la única solución, adaptada a las culturas y a los tiempos, puede ser, pero sobre todo adaptada a los derechos del hombre, a los esenciales, y ahí falla por muchas rendijas. Ayy! Pau, hay que seguir reflexionando, y que no nos dejemos engañar, que no nos traguemos las mentiras, que miremos por varios esquinas, que dudemos siempre del poder!
La corrupción es la que mueve el mundo, como decían en la película "Siriana".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres