Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

VEINTISIETE MILLONES

 

 

Hay veintisiete millones de musulmanes en Europa, eso es lo que dicen en la COPE. Se da por hecho que todos los inmigrantes del mundo musulmán son creyentes.


Hoy escucho la COPE, de vez en cuando, uno ha de dejar la "rojería" para bañarse en aguas de la Europa "cristiana" y eso es lo que hoy he hecho.
De vez en cuando pongo Com Radio, eso para los de la COPE, es vulgar "rojerío" (textual.) Para mí, es educación e imparcialidad. Otras veces escucho a mi "primo", el de la Onda Cero. Parece mentira como ha cambiado en cuatro días... pero dejemos eso, que en todo caso son historias para La Crisálida.


La cuestión es que hoy me sumerjo en la intransigencia y escucho lo de los veintisiete millones, para ellos... "morisma" (textual.) De los veintisiete millones, según ellos, un tercio son yihadistas (textual), o sea, malos, muy malos. Hay nueve millones de morisma mala y dieciocho de morisma a secas, "chusma de imposible integración" (textual.) La culpa la tiene la izquierda. El Zapatero, que se mezcla con gente así.

Después, el tonto-listo-culto habla de la cruz, del cristianismo... Este, según él, es nuestro mundo. Zapatero, al hablar de paciencia y comprensión, de alianza de civilizaciones, se equivoca, se baja los pantalones. Yerra al transigir, no se debe transigir ante la chusma, tampoco nos hemos de esforzar en integrarla, eso es una pérdida de tiempo.
Evidentemente, nuestras basuras, nuestros desperdicios los deben recoger ellos, que para eso los pagamos.
Pero legalizarlos tampoco, no fuera que se sientan demasiado en su casa, están de paso, solo para trabajar y limpiarnos la mierda de nuestros culos. Luego, después del trabajo, que se vayan a su casa, en la colmena extraradial, que no se mezclen con nuestros hombres, que se queden allí, cara a la Meca.
Cuando falte el trabajo, que se vayan, los expulsamos. Nuestra sanidad que no la usen, nuestras escuelas, tampoco, si van de parto, que lo hagan en su casa, como en su tierra, como los animales, el nacido no tiene derechos, no merece la nacionalidad de un país cristiano.
Eso sí, los impuestos, que los paguen... faltaría.

 
Sí señores, eso es lo que la emisora de sus eminencias pregona. No lo hace de un golpe. Eso lo hace poco a poco, un día una cosa, al otro otra. Todo de golpe suena mal, suena un tanto “nazi”. Así, diciéndolo todo seguido, no vende. Poco a poco, convence a los tontos, indecentes, intransigentes, subnormales o, lo que es peor, cobardes... Todo de golpe, ni a esos.

Y entonces. Por favor, señores...
Valoren ustedes a sus eminencias como se merecen. Unan todos los programas de su medio de comunicación, estúdienlos detenidamente y, luego... juzguen.

 

Porque, señores, nosotros, por mucho que nos digan que queda mal, que no es así, que son ellos, somos los únicos con derecho a juzgar.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

pau a María -

Ufff... me volvía loco.
Lo tuve que dejar.

María -

Después paso otra vez, y leo tranqui... tengo que seguir laburando...

Veo que lo que te dejé en mi blog, de mucho no te sirvió...
Igual, aquí o allá... es lo mismo.

Un besote enorme !!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Portorosa -

Oye, Pau, que era yo. Perdone usted.

Anónimo -

¡Hace falta estar enfermo, o ser hijo de puta!

Un abrazo (oye, es por ellos, ¿eh?, por los de FJL & Co.)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres