Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

"NEDA" MINORÍA HEROICA, MINORÍA INCÓMODA

"NEDA"  MINORÍA  HEROICA,  MINORÍA  INCÓMODA

 

 

    El sábado busqué una bici, no pude encontrarla, era de esperar. No quiero una bici grande de carreras, tampoco una de montaña ni una plegable, esas que cuestan el salario de dos semanas.

    Al, mi hijo, me dijo que fuera a Decatlón. Soy poco partidario de ir a esos sitios que simulan vender barato cuando en realidad son caros o parecidos a cualquiera. Allí había multitud de gente toqueteando, comprando artículos baratos e inútiles, fabricados en la peor de las chinas, el Pakistán o Indonesia. Vi el último peldaño de la destrucción de la clase media.

    No quiero ser cómplice ni testigo de eso. La realidad debería ser otra y no ésta, todos deberíamos terminar siendo clase media; yo, por lo menos, pienso que así debería ser.

    La riqueza cada día está peor repartida. Año tras año unos pocos tienen más y otros muchos, menos. Es parte del ciclo económico que ahora se cierra, y cuando termine, la clase media habrá desaparecido y todo será grandes empresas creadas por grupos de presión política y económica, y multitud de trabajadores cada día peor pagados y con menos derechos con la excusa del pleno empleo, despidos miserables, pensiones irrisorias y movilidad obligatoria. Después vendrá una segunda revolución socialista. Estallará en la India o cualquier otro punto densamente poblado y con la riqueza peor repartida. Será lo último conseguido por esos famosos economistas de salón, esos que nunca debieron haber entrado en la Universidad y estudiado una carrera.

    ¿Hay alguna solución?

    Se me ocurren varias, pero la mejor es que el globo estalle en un millón de pedazos, de manera que ni con toda la pericia del mundo pueda recomponerse. Después ya veremos.

 

__________________________________________________

 

 

    Vemos los sucesos de Irán con preocupación.

    No es ningún secreto que occidente ha promovido y alimentado la revuelta, lo que no significa que no sea legítima. Ahora creemos que después de provocarla y coordinarla será abandonada a su suerte y terminará en un baño de sangre al estilo de Tiananmen.

    La oligarquía iraní no está dispuesta a ceder, dispone en sus manos de todo el poder necesario, le da lo mismo la religión, su dios y su libro sagrado; son oligarcas y punto. Su problema es que ha llegado demasiado lejos y ya no puede echarse para atrás. Si hubiera cedido a la mínima, hoy sería respetada por todos, incluido el mundo occidental. No ha sido así y el cambio puede terminar siendo su final. Ha conseguido que la ciudadanía iraní la relacione con el asesinato, la pobreza y la represión, y lo que es peor para un musulmán: por el desprecio a las leyes de su religión. Los ayatolás están cayendo en los mismos vicios que los obispillos españoles, que ya son despreciados hasta por sus feligreses.

    Quizá debamos reconocer que el problema con Bush no hubiese existido, y no por haber entrado en guerra a favor de la oposición, sino por el temor que representaba su mente visceral y desorientada, que nadie sabía como actuaría. No, con Bush los ayatolás hubieran cedido o ni siquiera se hubieran planteado montar el gran engaño. La oposición habría vencido y ellos seguirían gobernando.

    Hoy vemos a una sociedad valiente, los msn lo demuestran: "prefiero arriesgarme a seguir viviendo así" Lo dicen hombres y mujeres, sobre todo ellas, que ya no aceptan vivir humilladas.

    Va a ser una lástima. Habrán cientos de muertos para nada. El régimen cambiará sensiblemente sin perder sus prerrogativas. Se dará cuenta, como en China, que tiene que dar unas migajas para que todo siga igual; y mañana la gente olvidará a todos sus muertos, héroes, que en el fondo y como siempre son una minoría; mañana incómoda, hoy heroica.

 

 

__________________________________________________

 

 

    Las libertades y los derechos son más grandes y fuertes en sus comienzos, cuando el hombre ha conseguido liberarse a través de una lucha. España, Francia. El Reino Unido... son un buen ejemplo, aunque el mejor de ellos sea los EEUU.

    La sociedad que luchó por la libertad y la democracia ha dejado de existir, se ha disipado con el tiempo y el por qué lo hizo ya es un mal recuerdo.

    Thatcher pudo cambiar las leyes y rebajar las libertades, robó o requisó, como en los tiempos feudales, la caja de resistencia de los sindicatos y encarceló a más de un dirigente con el beneplácito de una ciudadanía aletargada y cobarde, adormilada e indiferente a la defensa de la libertad y el derecho. Blair impuso el estado de excepción por decreto, la patada en la puerta que Felipe intentó institucionalizar con tan poco éxito. En España la revuelta y la lucha eran demasiado recientes y el Tribunal Constitucional desvirtuó la ley. Aún era pronto para eso.

    Ahora, poco a poco, la minoría heroica se ha convertido en incómoda y desde el poder se intenta despreciarla, aunque los que gobiernan lo hagan gracias a su sacrificio.

    En los EEUU la democracia ha perdido casi todo su espíritu. Los gobernantes ignoran su Constitución o la utilizan a su gusto. La guerra mundial no fue de liberación sino de conquista, igual que las últimas, y las libertades no han parado de disminuir desde el final de los tiempos heroicos. La oligarquía norteamericana supo, además, anular con violencia y asesinatos, toda revuelta social antes que enraizara.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Anónimo -

renegados del orto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bo Peep -

Pero por dios pau cómo te metes con Decatlón, si es con Ikea una de mis tiendas favoritas ;). Y baratas, y si no pregunta a mi hijo que ha sido siempre fanático de las deportivas Artengo (a nueve euritos el par).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres