Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

HASTÍO, INDIFERENCIA,, HARTAZGO

 

    Hace muchos años el presidente Nixon mintió a los norteamericanos, a raíz de ello y después de una famosa investigación para demostrarlo por parte de dos periodistas del Washington Post, fue cesado fulminantemente por el Congreso de los EEUU.

    Hoy, en la misma nación, eso se ha convertido en algo impensable. El presidente de los EEUU puede permitirse engañar a su nación en cosas mucho más terribles y mortíferas, puede utilizar su política, ejército y electores para desatar sus pasiones. Hoy la presidencia de los EEUU ha pasado a manos de una aristocracia parecida a la del imperio romano, unas cuantas familias detentan el poder sin dejar que nadie más tenga la posibilidad de entrar en la liza electoral.

    Lo sucedido en los EEUU se puede transpolar al resto de las naciones.

    En España y en el Reino Unido han gobernado unos hombres que después de haber engañado consciente y criminalmente a su ciudadanía han podido seguir gobernando sin más, sin siquiera arrepentirse o disculparse, repitiendo hasta la saciedad que lo volverían a hacer. En Hungría, el presidente electo reconoció haber engañado a su pueblo para ser elegido y sigue gobernando. En Italia un mafioso y estafador perseguido a duras penas por la justicia ha sido primer ministro, dejándolo de ser por otras razones. En Rusia un hombre, director de la antigua KGB, declaró la última guerra de Chechenia gracias a un atentado que se demostró montado por los mismos agentes de su agencia, y este mismo hombre volvió a ser reelegido.

   

    Cada mañana en Radio 4, en su emisora de Catalunya se emite una interesante tertulia. Hace poco un tal Paco, tertuliano y profesor de la universidad de Barcelona, consideraba tan grave la mentira del 11 M por parte del PP como el desastre de Cercanías en Barcelona. Para él la decencia y la democracia ya no tienen valor, no existen, para él es tan grave mentir sobre la autoría de un atentado con 191 muertos como administrar mal una obra del AVE; mentir para perpetuarse a costa de la muerte, que la mala construcción de un tramo de dos kilómetros de un tren. Así de claro y así de sencillo. Y ese estúpido enseña periodismo en la facultad.

    Yo no tengo nada contra el color ideológico de la gente, conozco a muchos derechistas de CIU altamente civilizados, conozco a algunos católicos decentes, digo algunos por la dificultad de encontrarlos, no porque la mayoría sea impresentable.

    No me da asco el tal Paco por ser de derechas, ni Rajoy, como tampoco Zaplana o Acebes. Me dan asco porque desprecian la democracia, la voluntad de la ciudadanía, aunque, como Paco, se escuden hipócritamente tras ella. Se llenan la boca de elecciones, democracia, voluntad popular; pero, como siempre, el que necesita exhibir su calidad demócrata, el que la exige más para sí es el que menos importancia le da para los demás. El verdadero demócrata no necesita andar cada día demostrando lo mucho que es.

 

    Pero... ¿Qué nos ocurre? ¿Qué ha sucedido para llegar donde hemos llegado?

    Hastío, indiferencia, hartazgo.

 

    Los políticos auténticos nos han defraudado. El desgobierno, la terrible corrupción, su obsesión por tratar a la ciudadanía como borregos, como idiotas a los que se les puede manipular, la prepotencia del político que ha probado las mieles del poder, que desprecia al ciudadano que lo vota, la burla del corrupto que gracias al poder consigue esquivar la justicia y vuelve a presentarse como mal menor.

    Primero Felipe, que aun pasea por el mundo en plan prepotente dando lecciones de democracia después de lo del GAL, Guerra con toda su familia y amigos enchufados viviendo del cuento a costa del erario andaluz da clases de comportamiento estatutario, Sala que aun exhibe su poder después de lo de Filesa. Y la derecha con Aznar y sus amiguitos constructores de Castilla, o los mafiosos de Italia, Zaplana que aun chulea después de ser pillado hasta con grabaciones. Y es que en Valencia se ha llegado a tal desfachatez corruptora que excede el ridículo.

    Mientras, en Catalunya CIU ha hecho tantos estragos y son tantos los corruptos que apenas le quedan políticos limpios, por tanto deben seguir los mismos. Y ahora se extrañan que aun después del desastre del AVE la mayoría seguiría votando al PSC, y eso tal vez es lo que me consuela de la política catalana, que la gente prefiere un político ineficaz pero honesto, antes que uno posiblemente eficaz pero indecente.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Hannah -

¿Qué nosotros (ni tú ni yo nos metemos, es un nosotros retórico) hacemos esfuerzos por conseguir que el inmigrante se sienta europeo? ¿Quienes, Pau? ¿En que país de la UE pasa eso? Por lo que yo oigo, leo y veo, se está haciendo un esfuerzo por equiparar la inmigración con la delincuencia; por borrarles la cultura de la que proceden, por arrebatarles su dignidad... ¿Qué se sientan europeos? ¿A qué precio? En cuanto a que la democracia es una complicada triquiñuela, si realmente lo es, será porque a la ciudadanía le da la gana que lo sea. Pero la democracia no es eso. Lo que ocurre es que hay una dejación de deberes y derechos por parte de la ciudadanía. Lo que ocurre es que es máas cómodo que los Estados, los Gobiernos, los políticos nos lo den todo hecho que remangarse, responsabilizarse y meterse en harina uno mismo. Lo que ocurre es que nos dejamos lavar el cerebro con la comodidad, el consumo, y no sé cuántas cosas más...
Un abrazo

carlos martinez -

Escala de valores.
Creo que se ha perdido lo de la escala de valores.
Y mientras se valore el dinero mas que lo demás así será.
Pero de eso a dejarles todo el campo libre nada. La lucha debe continuar llamando a las cosas por su nombre.
Y si esos embusteros que citas se tienen que someter a las leyes que lo hagan y si no hay leyes hacerlas.
Para mi son criminales por lo hecho, lo demás son formas de hablar.

pau -

En este mismo momento hablaba de algo parecido en mi otro blog, Pcbcarp. Sobre la necesidad de mentir para hacer política, y sobre la necesidad de dejar de mentir para hacer otro tipo de política, la del futuro, eso de haberlo.

Pcbcarp -

Es imposible gobernar sin mentir. Al fin y al cabo, se supone que debemos creer que lo hacen en nuestro nombre debido a una complicada triquiñuela mediática denominada democracia. Pero, ya que mienten, lo mínimo que se les puede pedir es que lo hagan bien para que no nos sintamos demasiado humillados.

David -

Esto es más de lo de siempre. Podríamos hablar largo y tendido del tema, pero creo que seguiría siendo tan inútil como hasta ahora. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

pau -

Bueno Hannah. Piensa que si estudiamos la historia romana -casi toda ella escrita por griegos- durante los últimos tiempos del imperio, los bárbaros eran mano de obra barata venida del extranjero, algo que ya no podían conseguir por métodos esclavistas y de conquistas. Roma sufrió una gran plaga de peste que, no diezmó, sino terció su población, haciendo imprescindible la entrada del inmigrante. Las legiones de Aecio quedaban lejos del aguerrido, disciplinado y técnicamente potente ejercito romano. Se parecían más a los bárbaros invasores. Se cree que era un ejército mal vestido, peor alimentado y muy mal armado, era un conglomerado de razas y culturas que en nada se sentían romanas y que en su mayoría ya ni hablaban latín.
Sí, se parece mucho a lo que está pasando aquí. La diferencia es que nosotros (no todos) estamos haciendo un esfuerzo para que el inmigrante se sienta europeo.
La verdad es que ante una hipotética invasión armada, Europa poco podría hacer. Lo bueno es que la hipótesis es ya solo eso. Pienso que los tiempos han cambiado.

Hannah -

Veréis, si analizamos la historia, sobre todo la concerniente al Imperio Romano, veremos que nuestros días, en lo que a política se refiere, es un calco bastante logrado de ella, y que nuestros tiempos -salvando las diferencias tecnológicas- son bastante análogos a los tiempos de la decadencia de aquel imperio, sólo que los "Barbaros del Norte" que lo invadieron, hoy se llaman "Inmigrantes del Magreb, del subsáhara, de latino américa y de otros lares"; no son nada "bárbaros", y, por lo común, las armas que traen son sus manos para trabajar, y sus ganas de salir adelante y de progreso real para ellos y sus familias; aunque no siempre lo logren, pues algunos se dejan la vida en el charco atlántico.
Así que a tu pregunta ¿Qué ha sucedido para llegar a dónde hemos llegado? Yo diría que lo de siempre, que nada nuevo, que todo es una repetición secular y milenaria... Tengo una teoría -que no es del todo mía- Cuando no estudiamos con veracidad, honestidad, sinceridad nuestro pasado y lo analizamos constructivamente, asumiendo los errores, estamos condenados a repetirlo una y otra vez. Nueno, tal vez sea un reduccionismo simplista, pero no deja de ser un factor explicativo.
Por otro lado, la decantación del PP hacia la ultraderecha y el franquismo, o, simplemente, el que se hayan quitado la careta, tampoco es tan "malo" ya que comprender y conocer algo es el primer paso para abordarlo, asumirlo y, en el caso de que no convenga, desecharlo.
En fin, veremos que pasa en Marzo 2008.
Un cordial saludo
Hannah

Ricardo Candás -

Llegué aquí por casualidad y solo he leido esta entrada tuya, pero la comparto plenamente. La mentira en que se ha convertido todo esto, la franquicia de poder en que se han convertido las siglas PP, PSOE... La gente está aborregada. Las mentiras, las corrupciones, las indecencias, los engaños... están a la orden del día, pero la gente sigue votándolos. En fin. Comparto y entiendo tu desesperanza.

Luna -

Nada debería dejarnos indiferente.
Es verdad que a veces cansan, hay que estar muy pendiente.

Fíjate gato, no tengo muy claro lo del Gal, de verdad que no.

Saludos

Juan Cosaco -

Efectivamente, compañero, el virus de la indiferencia amenaza a toda la humanidad. Menos mal que algunos seguimos con la resistencia.
Salud!

Respirando -

Creo que tienes razón, pero eso no nos exhime de responsabilidad personal. Después de vivir casi 50 años en este mundo, si dejo que me engañen es culpa mía, y si dejo de interesarme por las cosas porque haya hipócritas, mentirosos, manipuladores y vendidos, también es culpa mía.

El hastío, el hartazgo y demás excusas, nos está saliendo muy caro a todos, igual era el momento de dejar de echar balones fuera.

Interesante tema, Pau.

Beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres