Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

DECRECIMIENTO 2º




    Los gobiernos hace tiempo que mueven sus hilos para conseguir combustible biológico, y es evidente que sus esfuerzos no han conseguido, hasta ahora, el resultado apetecido.
    Los combustibles biológicos son demasiado distintos los unos de los otros y estandarizarlos es actualmente imposible.
    Desde el bioalcohol hasta el biodiésel hay multitud de variantes, algunas más limpias, productivas o prácticas que otras, densas o líquidas, más calóricas o menos. Cada zona del mundo cultiva la suya con distinto éxito. En Norteamérica, grandes extensiones de cultivos abandonados se han preparado para producir maíz, y se espera que, pronto, el gobierno obligue a las petroleras añadir bioalcohol en los carburantes fósiles.

    Hace bastantes años que las grandes compañías dejaron de invertir en nuevas refinerías, como si esperaran lo que está sucediendo. La inversión necesaria para montar una de nueva es gigantesca, tanto es así que de no ser por las ayudas y presiones recibidas, las destruidas en la Lousiana no se hubieran reconstruido nunca.
    En España, y por el mismo motivo, se están adaptando grandes extensiones para producir remolacha.
    Lo que nadie dice es que el previsible aumento de la demanda, es muy superior a lo que se puede generar sin destruir la producción de alimentos y piensos.

    Hace días hablaba en otro tema de la Jatropha, la planta de la que se espera un milagro.
    El cultivo de la Jatropha es muy sencillo, las plantas son altas, en estado salvaje crecen en forma de arbusto, pero una vez esculpidas por podadores, pueden convertirse en pequeños árboles de cinco a seis metros. Regeneran el suelo de donde se cultivan, pudiendo incluso sembrar bajo ellas, y necesitan muy poca agua, menos de la que cae en el desierto. De las últimas semillas que los laboratorios han producido, salen unos arbustos que, a los dos años, producen nueve kilos de semillas, de las que se obtiene un sesenta por ciento de aceite combustible. En caso de regarlas con mínimo goteo en determinados momentos del año, la producción se cuadriplica.
    Por tanto nos encontramos con una planta que, para cultivarla no es necesario abandonar la producción de alimentos, que regenera el medio ambiente con fotosíntesis en lugares donde nadie lo esperaba, y convierte grandes zonas áridas en cultivables.
    La semilla de la Jatropha, aparte de poseer una gran capacidad calórica, tiene la ventaja de poder ser utilizada directamente después del prensado y un fácil refino. La instalación llega en bloque introducida en un recuperado contenedor de transporte, es barata y de sencillo manejo. Por tal cosa, el único problema es que la riqueza generada no da ningún fruto a multinacionales, estados y chupópteros gubernamentales y religiosos. 

 

    Los economistas consideran que África cambiará con la llegada de los frigoríficos, el problema reside en que es necesaria una producción eléctrica, y esta puede llegar de la mano de la Jatropha.
    Es habitual ver en muchos poblados africanos, electrodomésticos de deshecho enviados por los países ricos. Dichos electrodomésticos aun funcionan con gases nocivos para el ozono o consumen mucha energía, y para ponerlos en funcionamiento dependen de pequeños generadores movidos con combustible fósil. Y es que los países ricos, al potenciar el cambio de electrodomésticos para salvaguardar el medio ambiente, han creado un mercado de segunda mano.
    Vamos... una manera muy típica de vestir un santo.

    Pero... por un momento imaginemos que el invento funciona, que los miles de poblados que hoy se están deshabitando vuelven a enriquecerse, a poblarse de agricultores, ganaderos y pequeños artesanos. No olvidemos que una riqueza, aun pequeña, atrae de nueva. Y si un poblado aumenta su población y riqueza, no pasará mucho tiempo sin llegar la primera tienda de electrodomésticos, el primer mecánico, los automóviles, el ambulatorio, etc.
    La primera producción de aceite se destinará al consumo privado, pero a los dos años, cuando las plantas lleguen a su máxima producción y se hayan plantado nuevos campos, servirá para alimentar el crecimiento del poblado.

    Crecimiento... el mismo problema de siempre, y esta vez absolutamente demográfico.
    La riqueza crea crecimiento y, este, una más que previsible asfixia.

    Conseguir que África sea productiva y rica, pasa por mantener un férreo control de la natalidad y que sus habitantes no la abandonen, que vuelvan a trasladar su vivienda a los poblados de donde salieron, y que dejen de poblar chabolas en las grandes ciudades.

    Para que ello sea posible, la UE dispone de fondos de ayuda que van, en su mayoría, a engrosar los bolsillos de una minoría consumidora de productos occidentales.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Cecilia B. -

Yo abogo por la deslocalización de empresas y que esas empresas, además, utilicen energías renovables para su funcionamiento. Abogo por que empresas de tamaño mediano y grande (y por qué no, pequeñas también) inviertan en Africa y en eso que se llama TercerMundo. El montaje de ordenadores ya se hace sólo en Malasia y Taiwan (se cerraron todas las plantas en Europa). La ropa de GAP estadounidense se manufactura en Mexico (se acabaron las plantas en EstadosUnidos). Pescanova dispone del mayor banco del mundo de bacalao gracias a invertir en Namibia (el 51% de la empresa de Pescanova es namibia) y da empleo a más de 15.000 personas en su área. Deslocalizar para decrecer: el decrecimiento de unos (nosotros) es el crecimiento de los demás. Me encanta cuando oigo que hay que 'arreglar los desequilibrios' pero nadie quiee hablar de 'deslocalización de empresas'. ¿qué es arreglar los desquilibrios? ¿regalarles cositas como si fuera caridad?

Me da igal que sea jalopha o sol lo que mueve esas nuevas factorías, pero el sol es de todos y la jalopha es de Monsanto...

pau a Cecilia -

¡Qué peligroso es tener el 75% de una población trabajando para una sola empresa!
La industria secundaria del automóvil, a partir de ahora será muy insegura.

Respeto tanto la inteligencia de un agricultor negro como la de un pianista blanco, por poner un ejemplo.
Cuando hablo de artesanos es como si dijera pequeños empresarios... mecánicos, carpinteros, etc. Yo soy un artesano.
Para instalar una planta de biología molecular se necesita una buena universidad detrás, para instalar una "gran" empresa de carpintería metálica, se necesita una buena escuela de artes y oficios... no sigo.
Si hablo de agricultores, ganaderos y artesanos, es porque, como bien sabes, en África se importa todo, hasta los pollos de granja, los corderos de los que están tan acostumbrados, y el arroz, alimento africano por excelencia, por no producir el suficiente.
El subsahariano debe conseguir vivir de su producto, y no de la limosna del primer mundo, ya que se la hace pagar muy cara.
Abogo por la jatropha por una razón muy simple: además de ser un combustible homologado con el gasoil, regenera las áreas en las que se cultiva convirtiéndolas en productivas para sésamo, cacahuete, pastos y muchos cereales.
Es fácil hablar de montar una factoría en África. Nosotros lo hemos intentado dos veces y ahora mismo ya vamos por la tercera. Pero esta vez lo haremos con fondos de la Unión y terrenos cedidos por lo que más se asemeja a los municipios.
Si se acerca una gran compañía eléctrica y desea plantar placas solares en medio del desierto... bienvenida sea. Mientras, nosotros intentaremos plantar jatropha.
Más adelante ya pensaremos en como convencer al gobierno para que monte escuelas, ambulatorios y, al final, universidades. Entonces podremos hablar de tecnología, no ahora.
La jatropha, una vez salida de la prensa y filtrada, se puede introducir directamente en motores diessel fabricados en España con éxito garantizado. Dichos motores producen electricidad. Además, la jatropha sirve como combustible para cocinar en fogones mínimamente preparados, es limpia, poco peligrosa, de fácil transporte y su venta está garantizada.
Da beneficio a los dos años de su cultivo y las semillas, carísimas por cierto, pueden ser financiadas por la Unión europea y la oficina para el desarrollo de la ONU.
La producción de la jatropha conllevará la necesidad de construir carreteras, aunque sencillas, para su transporte.
La creación de riqueza, aunque poca, atrae nuevas inversiones, gente de otras zonas que urbanizan y crean nuevos trabajos mejor remunerados... servicios y pequeñas industrias.
No olvidemos que dentro de unos años, la producción de alimentos adquirirá una importancia gigantesca, y que los productores aumentarán sus beneficios de manera considerable.

Hablamos de aldeas de las que hoy mismo huyen docenas de individuos con la falsa esperanza de un futuro en Europa.
Hablamos de aldeas donde, ahora, el mejor negocio es ir con una bicicleta y un generador a pedal para recargar móviles.
Hablamos de aldeas donde solo se llega con un buen todoterreno.

A ti te fascina que hable de agricultores y artesanos y, a mi, que lo hagas de laboratorios biomoleculares.

Pcbcarp -

Dos modestas observaciones:

a) El así llamado control de la natalidad aparece cuando aparece la Seguridad social: cuando no hace falta tener un montón de hijos para sobrevivir de viejo (y que pase el tiempo necesario para darse cuenta de ello) - aparte del hedonismo eurocentrista y demás (con las hipotecas actuales, a ver quién mantiene seis o siete hijos)

b) Lo de las plantas de energía solar es la forma de las multinacionales eléctricas de apropiarse de la energía solar a la que eran tan contrarios en tiempos. En lugar de que cada uno se fabrique la suya in situ y venda el sobrante, sustituimos las centrales térmicas con granjas solares y mantenemos el control de la energía.

Nos vemos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luna -

Por la zona de La Mancha, se están instalando campos de placas solares en enormes terrenos que ya no se cultivan.
Saludos

Cecilia B. -

Pienso que partes de la postura etnocentrista europea que, subconscientemente, piensa que los africanos son idiotas. Tu razonamiento es bastante similar al de los primeros portugueses que circunnavegaron Africa en el siglo XV: 'qué bonito lo que hacen con la cera de las abejas pero nosotros les hemos enseñado a hacer velas y ellos han mostrado gran asombro'. Lo de la jalopha (planta híbrida de laboratorio) es un mal menor. Lo que realmente me fascina es lo de los 'agricultores, ganaderos y artesanos' como si, aunque se dieran condiciones de desarrollo interesante, no pudiera haber plantas de biología molecular, desarrollo de semillas transgénicas o híbridas (que sean los andaluces los que plantes la jalopha, por ejemplo), laboratorios farmacéuticos o montaje de ordenadores. Que sigan por los siglos de los siglos en el sector primario mientras nosotros nos movemos con el internet y con toda la parafernalia prestando servicios cada vez más irreales. Para las zonas desérticas y áridas es mejor un enorme campo de placas solares que son feísimas pero que permiten generar diez mil veces más energía que con la jalopha. Sólo al primer mundo nos interesa esa memez de la 'contaminación visual', lo que es muy fácil de decir desde una casa con sistemas complejos de climatización y pensando en el 'campo' como ese lugar onírico en el que pululan animales crudos y en estado salvaje (vacas, ovejas y cabras).

Quiero decir que tu forma de desarrollo para Africa es mejorar el de sus condiciones de subsistencia a nivel primario pero no desarrollar industria potente, no instalar verdaderas factorías. me pregunto qué pasaría si Inditex construyera una de sus naves de 40Km en Lesotho...

Lo de la superpoblación africana (o tercermundista) y la imposición (o sugerencia que decía el bueno de Hobbes), es otra vez lo mismo. Si ellos controlan su población, nosotros estaremos mejor porque vendrán menos y más si pueden ser ganaderos, agricultores y/o artesanos. Y no. Porque el desequilibrio de población/recursos está en el PrimerMundo y no en el Tercero.

Martos está en Jaen. Y allí sólo existe una factoría, la de Valeo (hace los faros de los Ford y de otras marcas). Martos se dedicaba al sector primario hasta Valeo. Ahora el 75% de la población trabaja allí, en esa factoría. El número de individuos de Martos que van a la universidad es muy alto desde Valeo. Las condiciones medioambientales del pueblo son excelentes, Valeo funciona con energía solar. No me dirás que es que los individuos de Martos son más listos que cualquier africano de un grupo de aldeas remotas. Si además consigues que una factoría funcione con energía solar (gratis)...¿funcionaría la fábrica de Martos con jalopha? porque con sol sí.

pau -

"Es muy raro esto que escribes hoy..."

Fríamente... me baso en hechos reales y muy actuales cuando hablo de África.
Existe una superpoblación en relación a los recursos que se explotados, no se hace nada para corregir el problema, y los africanos tienen que emigrar.
Qué es mejor... ¿la muerte en el mar, la muerte de sus raíces o el control demográfico?
En el África subsahariana hay mucha mas agua de la que se utiliza. Parece un contrasentido pero es así. El desierto termina antes y no es tan seco como lo pintan.
Producir energía solar sería lo mejor, pero la Jatropha tiene otras ventajas nada desdeñables, y más en zonas áridas y semi desérticas.

Titulo decrecimiento por darle continuidad al tema. Tus últimos comentarios lo dejaron absolutamente agotado, apenas valía la pena continuar puesto que explicabas claramente lo que iba a editar en el siguiente artículo.
El próximo ya no lo edito. Ya solo me quedaba hablar filosóficamente de la desaparición de la naturaleza tal como la conocemos. Una nueva etapa del planeta en la que nosotros no estaremos, por tanto, poco importa hablar de ello.

Cecilia B. -

Es más sensato instalar plantas de energía solar que una planta híbrida en Africa. El problema no es la energía eléctrica sino el agua potable. Ese es el recurso que se acaba y contra ese problema ni Kyoto ni la ONU ni dios.

Titulas 'decrecimiento' pero sólo hablas de crecimiento. Y el crecimieno demográfico sólo se detiene cuando las tasas de confort que se alcanzan y las posibilidades de ocio son tan altas que no interesa tener hijos. Para que eso suceda en Africa deben pasar otros 50 años más o menos. Para compesar ese crecimiento demográfico tan alto existen un número indeterminado de enfermedades pandémicas que reducen en mucho la esperanza de vida de los habitantes de ese continente, como bien sabes. Lo interesante es que, dentro de 50 años y dadas las ridículas tasas de crecimiento demográfico de población europea, la mayoria será eso que se llama 'inmigrantes' así que, probablemente, dentro de 100 años el presidente de un país europeo será negro. Siempre suponiendo que los países europeos no impidan la entrada de extranjeros usando sistemas de probada eficacia en tiempos del nazismo más duro.

Tratar de limitar el crecimiento demográfico de los países de eso que llaman 'tercer mundo' desde eso que se llama 'primer mundo' es el primer signo de totalitarismo. El ilustre Cecil Rhodes, entre otros, impuso sistemas bárbaros (aunque como era blanco aparentaban ser 'civilizados') de control de la natalidad de esa mayoría de negros que le rodeaban con cierto éxito. Totalitarismo y etnocentrismo: somos nosotros los que tenemos que decrecer para que ellos puedan alcanzar nuestro nivel de confort en un plazo inferior a 70 años. Cuando se construyó la superpresa que cierra el nacimiento del Nilo, un montón de payasos oenegistas hablaban de daño ecológico, de pérdida de un entorno natural que blablabla: sí, sí... dame agua y llámame tonta, pero depúrala y llámame hija de puta si quieres...

Es muy raro esto que escribes hoy...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres