Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

SANTIFICANDO

 

 

    Santifican al papa Wojtyla y me río con ganas. Esos, por llenar las arcas han perdido la poca decencia que les quedaba.

    Periódicamente aprenden la lección y lo escogen más anciano, no por nada especial ni por su posible capacidad intelectual, sino porque duran menos y dan poca guerra al aparato del estado pontificio.

    Wojtyla es santificado y colas de kilómetros de fieles medio histéricos pasearán por su capilla para besar cualquier recuerdo, dejarán miles de millones en la caja del Vaticano y todos tan contentos, los unos y los otros.

    Es divertido y me río, hemos de aprovechar el espectáculo, porque con los tiempos que corren eso puede durar muy poco.

    ¿Cómo van a santificar un mártir republicano por defender la libertad de sus coetáneos, o un cristiano por salvar a cientos de judíos del holocausto?

    Estos no dejan dinero en el Vaticano y menos si este último solo salvó a judíos o gitanos.

 

    Bromas fuera... Ahora en serio.

    Bajo este punto de vista podrían elegir a Rouco como próximo papa, y este, una vez en la poltrona, ir adelantando papeles para santificar a Aznar, así, una vez muerto, no tendría que esperar demasiado.

    ¿Se imaginan a los peperos del futuro haciendo cola para besar su pañuelo, rezando para que se haga el milagro y la conspiración salga de una vez por todas a la luz?

    ¿A que no?

    Pues yo si, y solo de pensarlo me destornillo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

pau -

La leche.
No... si al final habrá cola.
En estas circunstancias no quiero ser el último, y menos si reparten dividendos antes de tiempo.

Pcbcarp -

Si a mí me intentaran santificar, me mosquearía bastante (lo digo por lo del republicano) Aunque -oye- todo es cosa de hablarlo, si me proponen un adelanto y el tema de los royalties...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luna -

La próxima seré yo...creo

Saludos

Respirando -

La gente tiende a necesitar mitos. Unos los santifican con toda la parafernalia eclesiástica, y otros con toda la parafernalia mediática.

Unos y otros se lucran con esa necesidad mitificadora del ser humano. Y, tienes razón, Pau, es para reírse. O para llorar...

Beso

alba y alvaro -

Pues a nosotros nos da un poco de miedo, la verdad. Miedo con risa, eso si.

Saludos desde el agua
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres