Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

HABLANDO DE ESPERANZA

 

 

 

 

    Este tema lo abro como respuesta, opinión y agradecimiento por los magníficos comentarios realizados en el tema: “Vana esperanza”.

    La intención primigenia era escribir un comentario de respuesta y agradecimiento, pero al irse alargando he creído necesario abrir otro para dar continuidad a aquel.

    Espero que me sabréis perdonar por la reiteración, creo que valía la pena.

 

    En Francia, país admirable por su vanguardismo en infinidad de cosas, se emitió hace poco un documental titulado “Los espigadores y la espigadora”. Lo vi en Cinematk en francés subtitulado. Dicho documental trata de la historia de los modernos espigadores, los urbanos.

    Para el que no sabe de que hablo, diré que se llaman espigadores a aquellos que van detrás de las máquinas o jornaleros recogiendo lo que a estos se les cae o desechan.

    Los espigadores urbanos visitan a primera hora los grandes mercados de abastos y recogen las sobras del día. Los espigadores modernos también recogen objetos, y solemos encontrarlos rebuscando en el interior de los contenedores de basura utensilios de variopinta manufactura, antiguos o actuales... da lo mismo. Instalándose más tarde alrededor de los mercados con mantas en el suelo, sobre todo en los mercados de segunda mano: el Rastro madrileño, los Encants barceloneses...

    No conozco el origen del nombre de “El Rastro”, el de los “Encants” se le supone, ya que a mi me encantan. En París son preciosos y se llaman: “Les puces” (las pulgas), y viene de los antiguos traperos de la ciudad, evidentemente cargados de pulgas.

    Encantadores... Siempre he sentido fascinación por los mercados de segunda, de tirado...

 

    Con Joan disfruto entrando en casas ruinosas donde las ratas se comen trapos y antiguos manuscritos. Nadie puede imaginarse lo que hemos llegado a encontrar en estas ruinas, bajo escombros, alfombras de excrementos, bajo tierra... y no sigo.

    Antiguas cartas marinas, bocetos de buenos pintores a lápiz o carbón, una colección de discos de piedra con gramófono incluido, objetos de uso diario de plata, bronces, espejos y tapices maravillosos del siglo IXX... y no sigo.

 

    Son llamados los nuevos espigadores cuando se deberían llamar recicladores. Son perseguidos por la policía, supongo que por competencia desleal sobre los que pagan impuestos, cuando deberían ser apoyados por el servicio que ofrecen a la sociedad.

    Utensilios sobrantes que, una vez rechazados y arrojados a la basura, son recuperados y vueltos a utilizar gracias a manos expertas y sin asco. La antítesis de la sociedad de consumo... me encanta.

    Hace poco a Cheli le regalé por su aniversario una colección de antiguos aparatos de medir la presión. Se volvió loca revisándolos y arreglándolos hasta que volvieron a funcionar.

    - ¿Dónde encontraste esta maravilla?- Preguntó-

    - Un tío que conozco y que para al lado de los Encants-

    - Parece mentira... ¿De dónde sacará estas cosas?

    Y claro, no se lo conté.

    ¿Cómo iba a decirle que, después de enrollarme con él, me confesó que las encontraba en los contenedores del Hospital de Sant Pau?

    Sus colegas, buen amigo alguno de ellos, de vez en cuando hacen limpieza.

 

    Luna habla que antes casi no existían basuras porque se aprovechaba mucho o se hacía buen uso de las sobras. El señor de Portorosa dice que en su pueblo aun pasa el basurero recogiéndola portal por portal. Tiene suerte. Lo que daría por vivir en un pueblo como el suyo... En Catalunya hace años que, eso, no se ve ni en los pueblos más pequeños.

 

    En Alemania se vuelven a recuperar los envases de vidrio, mientras, aquí no paran de instalarse contenedores para recuperar su materia prima. En Norteamérica hace mucho que se estila hacer la compra con bolsas de papel reciclado, papel Kraft para ser más exactos. En California dicen que van a prohibir las bolsas de plástico... Aquí, para variar, siempre vamos con algún retraso.

 

    Mi socio anda loco intentando que se cultive Jatropha en pleno desierto, dice que es el futuro. Para mí que el futuro, de llegar, es gastar poco y utilizar energía solar y eólica. Nada hay más natural y eficaz que esto.

    El problema del biodiesel es su alto costo.

    Para un aldeano senegalés sale más barato pagar un litro de gasoil que cultivar y exprimir aceite del piñón de la Jatropha. Para el gobierno senegalés lo mismo ya que del gasoil saca impuestos y a la Jatropha hay que financiarla, una diferencia considerable.

    Mi socio desea que algunas aldeas sean energéticamente autosuficientes, ya que no llega la electricidad, y para cocinar deben quemar una madera que no tienen.

    El aceite de la Jatropha funciona igual que el diesel y muchos motores no necesitan adaptación para ello, además la Jatropha convierte verde el desierto, regenera y enriquece la tierra, ayudando a crear un microclima húmedo.

    Vamos... que es la leche.

    Mi socio es un hombre de grandes ideas, pero temo que necesitará algo más que grandeza para doblegar la naturaleza depredadora del ser humano, sobre todo la de la clase dirigente africana, que no verá con buenos ojos cientos de poblados autosuficientes, y la imposibilidad futura de pedir remesas para, supuestamente, alimentarlos.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Cantico -

Yo también soy loco por todo lo que brinde una alternativa al petróleo. Escriban para todo esto, nos vamos de campaña a todos los pueblos del mundo. Viva la Jatropha y los idem Viva Che Guevara del aceite de palma de dendé carajo Que vivan todos los que odian a Bush y su comitiva Yo no odio pero a este tío me lo cargaria!!! Venga nos escribimos!!!!

calma -

Pau, que me lio, tienes dos blogs también, vale, ahora entiendo. Ahora mismo estoy en el trabajo, en casa te miro la dirección y esta tarde te la escribo.
Me alegra que te guste mi otro blog, tuve que abrir en febrero el otro porque ya van varias veces que tengo problemas con blogia, ahora en éste, por ejemplo, las fotos sólo salen pequeñas.
Bueno, luego leo bien lo que has escrito. Un beso

Cecilia B. -

La solución perfecta no pasa por que en el Primer Mundo se instalen paneles solares y se usen energías renovables (que también), sino por hacer accesible el uso de esa tecnología a países del Tercer Mundo. No se trata tanto de instalar bllos paneles solares en los tejados de Islandia o de Finlandia como de instalar campos de paneles solares en el Africa Subsahariana. Si hay energía, hay industria y si hay industria hay trabajo y desarrollo. La educación es fundamental: educar a los habitantes del Primer Mundo a que su consumo de energía debe ser mucho más caro con el fin de financiar esas costosísimas instalaciones solares en el Tercer Mundo. La educación es enseñar que, sí o sí, debes compartir tus recursos si quieres mantener tu status, tu nivel de vida.

calma -

Bueno Pau... llego desde glauka y decirte que lo que he leído por aquí me ha parecido muy interesante.
Particularmente cuando veo a Acebes o Zaplana en la tele, se me revuelven las tripas...
Si haces algún debate me avisas, de todas formas, iré viniendo por aquí.
Petons

pau -

Pues sí, amigo Portorosa, mi respuesta la podría dar cualquier antiecologista, pero ellos la dan con combustibles emisores de CO2 en la mano.

¿Pero aun quedan antiecologistas?

Hace poco, en un blog del PP, los mismos que hace años decían que lo del cambio climático es mentira, andaban muy preocupados y sin recordar sus anteriores peroratas.
Y es que ser conservador no es lo mismo que imbécil, solo es ponerse al día a base de hostias.

Alba y Alvaro -

Es totalmente necesario que TODOS empecemos a pensar en base a un desarrollo sostenible, por que si no, no habrá nada que desarrollar. Educación, educación y educación. Y ejemplaridad desde la administración.

Saludos desde el agua

Luna -

Cuando era pequeña, la familia de la persona que nos cuidaba, alumbraba la casa con lámparas de carburo, recuerdo que olía muy mal y a ellos los recuerdos como formas chinescas....
Mis padres decidieron ponerles la luz y fue para ellos, descubrir un mundo nuevo...
Bueno, no cuento el resto...por si se asusta Portorosa...
El progreso es como bailar el vals..un pasito para adelante y dos para atrás
¿Volveriamos a la lámpara de carburo?
¿Cómo escribirían uds. y cómo contestaría yo?
¿Cómo siendo el mundo tan grande, se hace tan pequeñito a través de éste medio?
Yo voto por la isla desierta con la luz de sol y las estrellas y una buena compañia para poder hablar y desde ahí, empezar un mundo nuevo.

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Portorosa -

Pues tu contestación, no es por nada, podría ser la de cualquier anti-ecologista...

Un abrazo.

pau -

Todas las compañías eléctricas reciben subvenciones de algún tipo, generalmente en dinero para renovar el tendido, construir una central o mantener los precios.
Toda instalación contamina, los paneles solares hay que instalarlos en algún sitio, a los habitantes de Mali, el sur de Argelia o Mauritania, no creo que les gustase ver medio desierto lleno de ellos con centrales receptoras incluidas, a no ser que se les indemnice. Todos queremos llamar por móvil, pero alguien debe aguantar las antenas en su tejado para que ello sea factible.
Dinamarca dentro de pocos años será autosuficiente gracias a los molinos que están construyendo en el mar, hoy ya lo es en buena parte. A nadie le gusta ver su horizonte lleno de torres, pero a todos nos gusta tener aire acondicionado o calefacción.
Un saludo.

Portorosa -

Autobombo, de mis inicios:

http://unhombresentadoenunasilla.blogspot.com/2005/03/slo-se-salva-la-coreografa.html

(Ojo, son consideraciones de un habitante del Primer Mundo, sobre el Primer Mundo.)

Portorosa -

No seré yo quien teorice sobre energía en general o energías renovables en particular, porque no tengo ni idea. Pero sí sé que la eólica por ahora da unos resultados muy malos, y que se mantiene por las subvenciones que supone para las empresas (y, creo, porque incluso están obligadas a centrar parte de su actividad en ella). Pero es que, por otra parte, no estoy en absoluto de acuerdo con que la energía eólica no contamine; no ahoga, no contribuye al efecto invernadero, no poluciona el aire, y todo eso es vital, lo sé, pero sí contamina, contamina acústica y visualmente (y, en zonas de paso de aves, es una verdadera bomba).

En cuanto a la solar, ¿es factible, no digo ya en Islandia, sino aquí en Galicia?

Un abrazo.

Respirando -

No tengo yo nada claro, que esto vaya a cambiar sin que ocurra algo realmente grave. Mientras se pueda seguir tirando de energías no renovables y caras, se hará, hay demasiados intereses detrás.

Pero seguramente, aunque yo no lo vea, algún día, la necesidad nos hará entrar en razón a esta panda de imbéciles que somos los humanos. Y sálvese quien pueda. Pero la razón, nos la impondrá la obligación.

Ojalá me equivoque y pueda contarlo.

Beso, Pau.

pau a Cecilia -

En catalunya ya empiezan a instalar paneles en todos los edificios de protección oficial, creo que la ley tiene dos años.
Llevas razón con esto de dar ejemplo, deberían ser los primeros en instalarlos en sus edificios.
Los espigadores de los mercados de abastos, por lo menos, los de aquí, recogen antes de que pasen los barrenderos... igual es por eso.
La energía eólica y solar debería ser más un problema de las grandes compañías y los gobiernos que las apoyan.
Hace poco se decía que con solo el uno por ciento de la superficie desértica del planeta cubierta de paneles, se podía generar toda la energía que hoy se consume.

Un abrazo.

Cecilia B. -

Sólo algunas cadenas de supermercados permiten que los espigadores revisen los contenedores de basura para recuperar productos, sobre todo alimentación. En Granada, sólo ElCorteInglés tiene un sistema de catalogación de productos frescos que han caducado o que lo hacen en el día siguiente para los espigadores y sé que en otras provincias lo hace. Sin embargo, los contenedores de los mercados de abastos se esconden porque consideran a los espigadores como rapiña.

Y sí, la energía solar es muy bonita pero ¿de qué sirve si no existe ninguna legislación que obligue a que las casas de nueva construcción incorporen sí o sí paneles solares? ¿Por qué no, en la misma medida que se financiaba a comunidades de vecinos la instalación de calderas de gas natural (uno de los mejores y mayores generadores de gases invernadero) no se financia la instalación obligatoria de paneles solares en todos los edificios de la ciudad? ¿Por qué los gobiernos que tanto defienden y firman tratados pomposos no empiezan a instalar paneles solares en sus propios edificios?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres