Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

REFUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA

 

 

    Vemos al jefe de la oposición satisfecho por haber ganado las elecciones. Está contento y sonríe porque el 20% de los ciudadanos llamados a consulta han elegido su partido.

    Ridículo, ¿no les parece? Pues aún lo es más la satisfacción del partido del gobierno por haber sido menos castigado de lo esperado. No llega ni al 18%.

    El ciudadano que busca un mejor y más equitativo reparto de la riqueza y una política no sólo de gestos, está decepcionado. Una vez más ha descubierto que no existe ningún partido verdaderamente socialista.

    En Catalunya, feudo de la antiultraderecha, se empieza a considerar mejor a Aznar que a Zapatero en cuestión de honestidad y compromiso personales. Según el último sondeo, más del 60% de los catalanes consideran de más fiar al primero que al segundo; y eso que el actual presidente es del Barça y el anterior del Madrid.

    El derrumbe es de órdago y los republicanos ya empiezan a desmarcarse, algunos hasta proponen una huída en desbandada. La cosa no sería grave, ya que el gobierno central prefiere un govern de CIU antes que del PSC, si no fuera porque CIU empieza a ver como socio preferente al PP antes que al PSOE. Y es que la derecha es la derecha y entre ellos se entienden mucho mejor. A la hora de repartir las comisiones siempre han sido mucho más solidarios y generosos con los suyos.

    En las próximas elecciones, la desafección hacia los socialistas será enorme y sus resultados caerán en picado para no volver a recuperarse en doce o quince años. Muchos de sus electores prometen no volver a votarlos jamás. Son aquellos de los que hablaba antes, que esperaban un partido socialmente avanzado y no su caricatura. Muchos no irán a las urnas, otros buscarán una salida y esta puede venir de la mano de un Cohn-Bendit español.

    Veremos...

 

 

 

    El que crea que la lucha se puede circunscribir en su terruño ya pude dar la batalla por perdida. Hoy todo se ha globalizado, hasta la revolución debe ser global. Y no es tan difícil ponerla en práctica, el mismo sistema facilita el camino y ofrece el medio. La avaricia lo puede.

    Para empezar cualquier revuelta es necesario algo que la estimule, que excite y desespere a la ciudadanía; y el sistema no ceja en hacer lo posible para conseguirlo. El Reino Unido, Francia, Bélgica, España, Holanda y, cómo no, Italia. Todos trabajan para ello y cada día son más los que, asombrados, ven a sus elegidos hacer el estúpido unas veces, el sinvergüenza otras y engañar todas.

 

 

 

    Vemos los sucesos de Perú como una continuación de la política de los blanquitos peruanos hacia el indígena. Ahora se trata de expulsarlos de sus tierras amazónicas para cederlas a las corporaciones.

    Según Alan García, (textual) "No se puede permitir que nada se interponga en el camino de nuestro desarrollo del petróleo y los recursos minerales que el Amazonas nos ofrece. Especialmente por un puñado de salvajes confundidos que son peones del mercado internacional y de las élites indígenas y, por tanto, no tienen motivos reales para estar resistiendo".

    Los recursos naturales son, aparte del petróleo y los minerales, la madera de una selva donde viven doscientos mil indígenas.

    En Perú apenas hay noticias del suceso, así como tampoco se editan las pocas fotos que hay de la masacre. Puede decirse que está prohibido, aunque conociendo el carácter del peruano blanquito es de suponer que tampoco le causarían emoción o repugnancia. Después de todo hablamos de salvajes a los que aún se les roban los hijos para venderlos en las casas de puterío limeñas.

    Sería interesante conocer la opinión que tiene del asunto nuestro muy admirado Vargas Llosa, peruano blanquito de tan ilustre abolengo como buena escritura, que tanto se preocupa por la crueldad que significa para la continuidad del castellano, la ley de inmersión lingüística catalana.

    Debemos creer que el gobierno peruano ignora que, de aprovechar una vez canalizados, los posibles saltos de agua de la Amazonia peruana, se podría abastecer media Sudamérica de electricidad barata y limpia sin afectar el medio ambiente.

    ¡OH! Pero eso no daría demasiado beneficio a las petroleras, madereras y compañías mineras de norteamericanos y canadienses; solo beneficiaría a los indígenas con trabajo autónomo y electricidad gratuita como derecho de explotación. Se terminarían el robo de niños y niñas y la desigualdad social con Lima; pero eso, claro, no interesa.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

pau -

Es evidente que tenemos la misma sensibilidad con respecto a Aznar.
Lo leí el viernes en La Vanguardia o el jueves en el Periódico de Cataluña. No recuerdo cual de los dos.
Lo cierto es que Aznar puede ser muy malnacido, pero no mentía con respecto al financiamiento y cualquier cosa relativa a las inversiones en Catalunya, algo de lo que se podría hablar mucho; y Zapatero aún no ha dicho una verdad. El sondeo al que hago referencia trataba de eso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nikita -

Vaya, eso de que más del 60% de los catalanes considera más de fiar a Aznar que a Zapatero, no se de donde sale, en cualquier caso me descompone, por cierto no conozco a nadie de ese grupo, menos mal. Aunque Zapatero, muy a mi pesar deja mucho que desear, lo de Aznar no tiene nombre.
Lo de los indigenas del Amazonas me indigna y no sabes de que manera, eso ya viene muy de lejos, la falta de escrúpulos no tiene fronteras.
Hay tantas cosas que me alteran que la lista sería muy larga y la impotencia por no poder impedirlas es infinita.
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres