Blogia
UN GATO EN EL BALCÓN

¿FICCIÓN?

 

Parece ser que volverá a reeditarse el Tripartit en Catalunya.

Algunos políticos de la Entesa confiesan que era un final anunciado, que era la única alternativa posible al no obtener mayoría la derecha.

Las urnas han castigado a todos menos a IC y eso es algo que los políticos deberían meditar mucho. No solo los del PSC y ERC, sino también los de CIU.

Si después de lo ocurrido, CIU no ha podido llegar a la mayoría, es que ya no la conseguirá nunca más ya que ha llegado a un nuevo techo electoral.

Convergencia se ha derechizado tanto que incluso el PP, en su programa, no había ido tan lejos. El ideario de CIU con el del PP solo se diferencia en el nacionalismo y eso último, aparentemente, porque, en la práctica, tan solo es en la defensa del idioma.

 

Mi sorpresa sobre la reedición del Tripartit ha sido mayúscula.

Al ver los resultados, esperaba un gobierno de PSC en combinación con IC y pactos más que puntuales de ERC. En fin, conociendo a los personajes, esperaba un gobierno de izquierdas con política progresista.

 

Hoy, según las informaciones que dispongo, creo poder dar una versión de lo sucedido esos últimos días.

Vamos a intentar crear una historia. Los lectores, los que me leen que no son pocos, podrán juzgar si esta historia es o no ficción.

 

Como es sabido el Tripartit estaba pactado de antemano. Eso lo sabían en Madrid los dos partidos mayoritarios y, por ende, también CIU. Otra cosa es que fuera posible ya que al PSOE no le interesaba de ninguna manera otra Entesa. El PSOE prefería mil veces un gobierno de CIU antes que uno de izquierdas. Su experiencia le ha demostrado que CIU es más obediente y menos exigente, que se contenta con poco, que en Catalunya dice una cosa y en Madrid otra, que incluso las federaciones deportivas no serían reclamadas, que la deuda del Estado con la Generalitat sería refinanciada, que...

La presión para que el Tripartit no se reeditara ha sido enorme, tan grande que han forzado su adelanto.

 

Para entender la política catalana primero se debe saber que el PSC está compuesto de dos corrientes muy diferenciadas: El aparato, dependiente en gran manera del PSOE, y Ciutadans pel canvi, una corriente muy potente que propugna más independencia con el PSOE. El aparato quedó muy mermado a causa del escándalo de FILESA en el cual no estaba metido nadie de la otra corriente. Puede decirse que, aun poseyendo el poder del partido, el aparato no puede mover ficha sin la autoridad de Ciutadans, y eso conlleva fricciones constantes entre PSC y PSOE.

 

La historia comienza cuando el PSC intenta un gobierno con IC a solas. Comienza con una llamada telefónica solo conocerse los primeros resultados.

Saura se niega y da a entender su oposición a un partido de izquierdas sin ERC.

Entonces se intenta un pacto de apoyos puntuales con CIU, un pacto antinatural por la gran distancia entre ellos de sensibilidades políticas e ideológicas, eso sin contar la crispación creada por el maldito vídeo.

Ahora es la corriente de Ciutadans la que se niega en redondo amenazando con un plante en toda regla, un golpe de estado dentro del propio partido.

Mientras y según mi información, Mas llama a Carod para ofrecerle un pacto nacionalista. Ése se niega a ser cómplice de una política de derechas. Y me cuentan que Mas llega a ofrecerle el sillón de Honorable siendo igualmente rechazado.

Toda Catalunya conoce las diferencias políticas, ideológicas y educativas que hay entre Carod y Mas.

Otra llamada a Saura y, éste, harto del vodevil que se avecina y único consecuente de la historia, recuerda que ellos ya habían avisado hacía mucho de la imposibilidad de su apoyo sin ERC por medio. No solo llama la atención sobre ello sino que, además, pone sus condiciones y dicta el futuro organigrama del gobierno.

No hay salida. Se escenifica un encuentro con Carod, el cual ya está avisado y se ponen las bases del nuevo Tripartit.

Por segunda vez la Entesa ha sido obra de Saura, Maragall y Carod.

Montilla, el hombre que Zapatero creía suyo, pactista donde los haya, equidistante entre las dos corrientes, educado y agradable en el trato, se ha convertido en Honorable de la izquierda que “aparentemente” Zapatero no quería. Un Honorable que ha dejado las consellerías de más peso en manos de IC y ERC y el poder real en manos de Carod.

 

Continuará...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres